Son casi 170 empresas las que tienen el mérito de poseer un Distintivo de Igualdad en la Empresa (DIE) concedido por el Instituto de las Mujeres. En este listado encontramos muchas de las grandes: BBVA, Caixabank, FCC Medio Ambiente, Indra o El Corte Inglés. Según el propio Instituto, este distintivo es una “marca de excelencia” que se les da a las empresas que “destaquen en el desarrollo de políticas de Igualdad entre mujeres y hombres en el ámbito laboral”.

Desde el pasado mes de marzo, todas las empresas españolas con más de 100 empleados en plantilla deben contar, por ley, con un plan de igualdad y llevar a cabo auditorías retributivas que atajen la posible brecha salarial entre hombres y mujeres. De las 168 empresas condecoradas por el Instituto de las Mujeres -y con información básica publicada en la web-, al menos un 70% tiene más de un centenar de asalariados, por lo que, ya por ley tienen que cumplir con las mismas medidas de Igualdad que les exigen para conseguir un DIE.

Los requisitos para conseguir un DIE

El decreto que regula la concesión de este distintivo señala los cinco requisitos que hay que cumplir:

  • Estar inscrito en la Seguridad Social
  • Estar al corriente de obligaciones tributarias y de la Seguridad Social
  • No estar sancionado en materia de igualdad
  • Tener implantado un Plan de Igualdad o Políticas de Igualdad
  • “Contar con un compromiso explícito en materia de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en las condiciones de trabajo, la organización y funcionamiento interno de la empresa, y la responsabilidad social”.

“Más allá de la obligación legal, el distintivo se concede cuando dicho plan cumple una serie de requisitos establecidos que garantizan su calidad y efectividad, y el compromiso real de la organización”, explican desde el Instituto de las Mujeres. En la última convocatoria, la de 2020, entraron, entre otras, El Corte Inglés, FCC Medio Ambiente, Sacyr o Telefónica. Todas estas empresas ya debían, por ley, contar con Plan de Igualdad. Conseguir el distintivo, por tanto, no les suponía un esfuerzo extra, ya que los requisitos son muy parecidos para cumplir la ley y ser condecorado con un DIE. De estas, solo El Corte Inglés cuenta con más mujeres que hombres en su plantilla y, aún así, tiene una brecha salarial bruta de un 8,2% a favor de los hombres. Su presidenta es una mujer, pero con ella solo son cuatro las mujeres que forman parte del Consejo de Administración de los 11 asientos totales. Además, en 2019 los hombres con cargos de Directores y Gerentes cobraron de media 60.000 euros más que sus compañeras de mismo rango.

Pero esto no es nada si lo comparamos con otras de las empresas con Distintivo de Igualdad. En la filial española de Telefónica los hombres cobran de media un 15,38% más que las mujeres. Si solo comparamos el sueldo de hombres y mujeres con perfiles laborales parecidos y que desarrollan el trabajo en el mismo país -conocido como brecha salarial ajustada-, esta sigue siendo de un 2,48% a favor de los hombres. En cargos directivos a nivel de todo el grupo, en 2020, solo un 27,4% eran mujeres; en el Consejo de Administración un 29%.

Y aunque es complejo cambiar una estructura patriarcal como la que llevan arrastrando muchas de las empresas españolas a lo largo de los años, hay algunas que se responsabilizan solo lo justo. FCC paga a los hombres un 5,85% más que a las mujeres por realizar el mismo trabajo y, aún así, en su informe anual recalca que esta diferencia “no implica la existencia de una discriminación retributiva por género, ya que concurren factores que quedan fuera del margen de actuación de la Empresa y que contribuyen de manera significativa a incrementar la desigualdad retributiva por géneros, tales como la masculinización de la mayoría de los sectores en los que se desarrolla la actividad del Grupo, las condiciones laborales derivadas de supuestos de subrogación, el desempeño individual, crisis económicas, situación política, motivos socio-culturales, formación académica, experiencia en el puesto desempeñado, entre otros”. No obstante, ellos mismos reconocen que las dos sociedades del área de Medio Ambiente de Reino Unido tienen una brecha salarial positiva para las mujeres de 9,96% en una de ella, y en la otra, de 0,26% a favor de los hombres.

Hay que pasar examen

Tener un distintivo de igualdad conlleva una serie de ventajas, sobre todo, en contratación pública. Aunque no solo eso, “también a nivel reputacional”, explica Ana Jimenez-Alfaro, investigadora en la Cátedra de RSC de la Universidad de Murcia. A cambio, las empresas tienen que mandar al Instituto de las Mujeres un informe anual con el impacto de sus medidas en igualdad. “Te obliga a ponerte las pilas porque te permite hacer un seguimiento más profundo de lo que tienes”, añade Jimenez-Alfaro. Cuando se creó este distintivo, en 2010, la legislación en materia de igualdad en la empresa estaba aún en pañales, por lo que tener un plan de igualdad y llevarlo a cabo no era lo común. Muchas de las empresas con este distintivo se adelantaron a la ley y tenían un Plan de Igualdad antes de que fuese obligatorio. Otras con distintivo, tienen menos de 50 empleados por lo que ni siquiera la ley actual les obliga a tener programas de igualdad.

En la actualidad, al igual que ocurre con los planes de igualdad, es obligatorio para las empresas con más de cien asalariados ser transparentes en las retribuciones de su personal y hacer auditorías retributivas para disminuir, en el caso de que lo haya, la brecha salarial. Los informes que remiten al Instituto de las Mujeres no son públicos, por lo que no sabemos si pasarán el examen para mantener la marca, ya que una cosa es tener un plan y otro es ponerlo en marcha. Tendrán que ponerse las pilas para atajar las diferencias de salario en puestos de misma responsabilidad el Banco Sabadell, con una brecha ajustada de un 11,79%, o el Banco Santander con un 1,5% de diferencia en los salarios a favor de los hombres. Además de Acciona, con un 5% de brecha ajustada a nivel global de la compañía; Indra, con un 3%; Sacyr, con una brecha de un 3,25% en puestos de misma responsabilidad a nivel de dirección; o el BBVA, con un 1,3%, entre muchos otros.

Metodología

La información sobre los empleados que tienen cada empresa con DIE están sacadas manualmente de las fichas publicadas en la web del Instituto de las Mujeres. En total, a junio de 2021, son 168 empresas las que tenían ficha en la web. No tenemos información sobre el número de empleados de nueve empresas. En algunos casos, la suma del número de empleados y empleadas no corresponde con el número total de empleados, lo que creemos que puede ser una errata.

Los datos sobre brecha salarial bruta y ajustada los hemos sacado de los últimos informes disponibles de cada empresa, siendo estos relativos al 2019 o al 2020.

Si ves cualquier error, no dudes en escribirnos a [email protected]