La Fundación Ciudadana Civio es una organización independiente y sin ánimo de lucro que vigila a los poderes públicos, informa a todos los ciudadanos y presiona para lograr una transparencia real y eficaz en las instituciones.

Trabajamos para lograr un libre acceso a la información que estas generan, saber cómo se toman las decisiones, contar con políticas públicas basadas en la evidencia, lograr que el sector público rinda cuentas y facilitar la acción y la participación ciudadana. Y las palancas que usamos para lograr estos cambios son el periodismo y la innovación.

Nuestra misión es acabar con la opacidad en los asuntos públicos, informando a los ciudadanos y usando la innovación para acceder libremente a la información que importa.

Estos retos suponen profundos cambios dentro de nuestras instituciones. La opacidad pone en riesgo su eficacia y la salud democrática. Son cambios que deberían ser prioritarios y, desde finales de 2011, trabajamos con éxito para lograrlos.

Somos un equipo multidisciplinar de nueve personas (periodistas, informáticos, técnicos en comunicación, marketing, relaciones institucionales y desarrollo de negocios), con un patronato y un consejo asesor de perfil internacional y comprometido con la mejora de la calidad democrática. Aunque tenemos proyectos internacionales (cada vez más) el centro de nuestra actividad está en España. Y nuestra sede, en Madrid.

¿Qué hacemos?

Las principales áreas sobre las que investigamos y presionamos son:

  • La transparencia, el acceso a la información que generan las instituciones, y cómo rinden cuentas por las decisiones que toman.

  • Los contratos públicos, su funcionamiento, irregularidades y medidas necesarias para atajar la corrupción.

  • Las relaciones de poder e influencia, los conflictos de interés, las puertas giratorias y la buena gobernanza.

  • El acceso a la salud y la relación entre farmacéuticas, médicos, asociaciones y entidades públicas.

  • El buen funcionamiento de la justicia, su independencia –o no- y la igualdad ante la ley, el uso de la figura del indulto y el fortalecimiento del Estado de Derecho.

  • La gestión de lo público, el derecho a saber a qué se destina cada euro y cómo se está atajando problema de los incendios forestales.

¿Cómo lo hacemos?

Hacemos investigaciones periodísticas y creamos herramientas innovadoras que ponen a tu alcance información inédita sobre los temas en los que estamos especializados. Entre ellos, El BOE nuestro de cada día, Medicamentalia, El indultómetro, Quién cobra la obra, Dónde van mis impuestos, Quién manda, España en llamas o Tu derecho a saber.

¿Qué nos hace diferentes? Nuestra credibilidad. Solo nos basamos en hechos que podemos verificar y en un conocimiento muy especializado.

Concebimos la información que generamos como un servicio de interés público y nuestro primer compromiso es con la verdad. Te informamos sobre lo más relevante de la gestión pública con datos, contexto y un conocimiento altamente especializado. Y nunca publicamos nada que no podamos demostrar. Cerca de un millón de personas cada año consulta y utiliza nuestros proyectos para conocer decisiones y hechos que les afectan, y actuar en consecuencia. Nos apasionan los datos que cuentan historias, y algunas de las que hemos contado han recibido los mayores premios del periodismo internacional, como el Gabriel García Márquez en innovación o el de Mejor Investigación del Año en los Data Journalism Awards. Somos la prueba de que se puede hacer un periodismo distinto, excepcional, desde fuera de los grandes medios. Y, lo más importante: un periodismo que genera cambios.

La información que generamos capacita al ciudadano en sus decisiones y permite el escrutinio de la gestión pública.

Pero los cambios no llegan solos, por eso hacemos también mucho lobby. Nuestra relación con las administraciones y los agentes públicos es colaborativa, transparente y de conocimiento público, incluidas nuestras reuniones para presionar hacia la mejora de leyes y políticas. Hemos sido fundamentales en la llegada de las primeras políticas de transparencia a España y en el reconocimiento del Derecho a saber. Hacer más transparente la actividad de grupos de presión (lobbies) y la contratación pública son dos de nuestras actuales prioridades, y estamos ganando estas batallas. Y, si hoy se habla más que nunca en nuestras instituciones de cómo publicar la ejecución presupuestaria de la forma más detallada posible, de cómo saber con quién se reúnen los altos cargos, de quiénes influyen en una ley y cómo, de la opacidad en la compra pública de medicamentos y vacunas, y de la necesidad de reformar de la Ley de Indultos, entre otros temas, ha sido gracias a nuestro trabajo.

Somos firmemente apartidistas. Toda administración con un compromiso firme por la apertura de información pública puede contar, si lo desea, con nuestra colaboración activa. Y más de 20 entidades públicas, de todo color político, ya lo hacen. Por eso, cerca de 17 millones de ciudadanos ya pueden conocer a qué políticas se destina cada euro de sus impuestos gracias a nuestra colaboración con el sector público.

Cada día más gente nos ayuda a vigilar y llevar la transparencia a otros puntos ciegos del sistema. Esto no sería posible sin su apoyo.

La suma de este trabajo ha dado lugar a una serie de victorias y cambios de los que estamos muy orgullosos. Nos aplicamos a nosotros mismo los estándares más exigentes de ética, transparencia y buena gobernanza –publicamos nuestras cuentas, salarios y nuestra gestión en detalle-. Y nada habría sido posible sin el apoyo de nuestros donantes, los cómplices de Civio, que realizan una donación periódica para que podamos ser un agente eficaz de cambios importantes y en beneficio de todos.

Civio ha jugado un papel insustituible en esta fase incipiente de la transparencia en España. Ahora es el momento de lograr cambios de una huella perdurable. Queda mucho por saber. Los retos son muy grandes y somos más necesarios que nunca. Súmate.