El departamento de Presidència de la Generalitat Valenciana ha publicado hoy en el BOE la formalización del contrato con la empresa Gfk-Emer-Ad Hoc Research para realizar cuatro encuestas de opinión trimestrales a los ciudadanos valencianos por 119.790 euros. La adjudicación prevé una prórroga de un año, lo que supondría un total de 239.580 euros para sufragar estos barómetros demoscópicos.

El contrato se pondrá en marcha a partir de la fecha de formalización, el pasado seis de mayo. Si se prorroga hasta el 6 de mayo de 2015, el gobierno valenciano dispondrá de encuestas de opinión justo hasta las próximas elecciones autonómicas, ya que las últimas se celebraron en mayo de 2011 (todo esto en el caso de que no se convoquen elecciones anticipadas).

Tal y como ya han denunciado algunos medios y llegó a plantear Compromís en las Cortes Valencianas, estas encuestas (al menos hasta el momento) no se comparten ni con el resto de partidos políticos ni con la ciudadanía, pese a haber sido sufragadas con dinero público. El gobierno valenciano alegó que se trata de informes “de uso interno”. De hecho, el contrato incluye una cláusula de confidencialidad durante cinco años de obligado cumplimiento para la empresa adjudicataria, tal y como se establece en los pliegos. Según estos documentos, el contratista tiene la obligación de respetar la confidencialidad de su cliente: la Generalitat.

Además, para poder acceder a los pliegos de todos los contratos públicos, el portal del perfil del contratante valenciano exige un registro previo, un proceso que se está extendiendo a otros perfiles del contratante autonómicos y que supone una barrera de acceso que no es habitual en las páginas de acceso a la información de contratos públicos, como Contratación del Estado.

La empresa realizará 2.000 encuestas a domicilio por cada uno de los sondeos, en las que realizará preguntas sobre “cuestiones de actualidad y coyuntura social, económica y política, así como para conocer sus valoraciones, preocupaciones y prioridades”. El formato no será inferior a 30 preguntas y los temas a tratar vendrán marcados directamente por la Dirección General de Análisis y Políticas Públicas de la Generalitat Valenciana.

No es la primera vez que esta compañía, que se dedica a la investigación de mercados, ha sido la encargada de realizar encuestas para pulsar las tendencias políticas. De hecho, en febrero de 2011 auguró una victoria socialista en el ayuntamiento de Elche (Alicante), que tres meses después acabó en manos del PP por primera vez en 35 años.

Buenos días.

Corrección de errores

Actualización a 29 de mayo: En un primer redactado, escribí lo siguiente: “el alcance de esta confidencialidad vendrá establecido en las observaciones del cuadro de características, un cuadro que aparece como anexo a los pliegos administrativos completamente vacío, en un ejemplo paradigmático de la desorganización y la falta de transparencia en la publicidad de los contratos públicos”. Pues bien, el cuadro anexo estaba vacío, efectivamente, pero había otro cuadro exactamente igual en la cabecera del PDF. Ese sí, con todos los datos necesarios. Cometí un error absurdo y lo solucioné en cuanto fui consciente. No me sorprendió porque estoy, por desgracia, cada vez más acostumbrada a encontrarme documentos oficiales desestructurados y con carencias de información. No sean crueles conmigo, que aún me estoy dando cabezazos contra la pared.