Los presupuestos de 2013, que incluyen un recorte del 23,5% (de 679 a 319 millones) en la cooperación al desarrollo, recogen una partida que se mantiene constante con respecto a 2012: 900.000 euros para las fundaciones vinculadas a partidos políticos. El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación ha publicado hoy la convocatoria de estas subvenciones, destinadas a la “financiación de actividades de formación, consolidación y difusión del sistema democrático, y de todos sus componentes”, en los países que estén incluidos en el plan de ayuda al desarrollo del departamento.

De hecho, en 2012 se repartieron estos fondos para organizar charlas, conferencias y seminarios bajo títulos tan abiertos como el programa FAES -vinculada al PP- para la promoción de la libertad, la democracia y los derechos humanos en los países en desarrollo o el programa de promoción de la democracia de la Fundación IDEAS -vinculada al PSOE-, entre muchos otros. En total, el año pasado se repartieron también 900.000 euros (más de medio millón para FAES)

Para repartir cada partida parten de dos baremos: una valoración técnica (el año pasado todos los proyectos fueron valorados con 95/100 excepto los de la fundación socialista) y el número de escaños en Congreso y Senado del partido al que pertenezca la fundación. En 2011, el montante destinado a estas ayudas era mucho mayor: 2,2 millones.

Esta no es la única subvención que reciben los partidos a través de sus fundaciones: el Ministerio de Cultura repartirá otros dos millones de euros entre estas entidades. En paralelo, sus hermanos mayores, los partidos, reciben ayudas directas para su funcionamiento ordinario y seguridad, más de 66 millones de euros en 2013.

Buenos días.