Al gobierno gallego le preocupa que sus ciudadanos entiendan que tener hijos es un objetivo personal y no se preocupen por la dimensión social de la natalidad. Por eso, ha presupuestado en 640.000 euros una campaña institucional para la “sensibilización para la dinamización geográfica”, cuya licitación recoge hoy el BOE.

Además de apelar a la “necesaria responsabilidad compartida” para frenar el envejecimiento progresivo de la población, los pliegos técnicos del contrato alertan de la poca importancia que dan los gallegos a esta problemática. En concreto, en una encuesta previa, concluyeron que los pocos nacimientos eran la última de sus prioridades después de otras preocupaciones como crear empleo, el “peligro de la democracia”, “que las condiciones de vida en el tercer mundo nos afecten” y el cambio climático.

Para mutar esta situación, la Xunta quiere una campaña marcada por un “discurso vital, amable, positivo, evitando el tono moralizante” y que esté vinculado a la “marca Galicia”, el equivalente autonómico a la marca España. El objetivo del gobierno liderado por Alberto Nuñez Feijoo es pasar de los 1,08 hijos por mujer actual a 1,59, la media europea. El target se centra en personas de entre 18 y 45 años.

La campaña contará con banners para prensa online, faldones en prensa escrita, espots televisivos y cuñas de radio. La creatividad y producción está presupuestada en 60.000 euros y la comisión de agencia en 14.146,34. El resto, 565.853,66 euros, es el máximo previsto que se pagará a los medios de comunicación que acojan la publicidad institucional.

Estos 640.000 euros se suman al más de medio millón previsto para financiar una campaña de la Xunta para aumentar la confianza en su economía y que fue publicado el pasado miércoles.

Buenos días.