La sociedad pública AEROCAS (participada a medias por la Generalitat Valenciana y la Diputación de Castellón) ha publicado hoy la licitación del contrato de explotación y mantenimiento del aeropuerto de Castellón por 25 millones + IVA durante 20 años y cinco meses y medio. El aeródromo, inaugurado en marzo de 2011, no ha sido utilizado nunca hasta el momento.

Ambas administraciones públicas deberán pagar a la empresa que se haga con el concurso un máximo de 4,5 millones al año hasta alcanzar, como tope, la cifra total de licitación. Para marcar el precio, como explican los pliegos, la concesionaria tiene dos opciones: establecer un canon anual durante diez años que no exceda esos 4,5 millones y que libere a partir de entonces de ese coste a Generalitat y Diputación; o establecer un canon anual que cobrará siempre que el tráfico aeroportuario no supere los 360.000 pasajeros/año.

Sólo en el caso de que los pasajeros sumen más de 1,2 millones anuales será la sociedad pública Aerocas la que cobre una cuota por pasajero extra a la concesionaria. Para valorar las ofertas que se presenten, se tendrán en cuenta criterios económicos (55% del peso de valoración) y aspectos técnicos como la existencia de un plan comercial que incluya preacuerdos con operadores aéreos.