El BOE recoge hoy la cantidad anual asignada para 2013 y la cuantía que aún resta por pagar de la compensación que se pactó en 1984 cuando el gobierno de Felipe González decidió poner en marcha la llamada moratoria nuclear, que paralizó la puesta en marcha de centrales nucleares en construcción.

Entonces, se estableció que para reparar a las compañías propietarias de esas instalaciones, el Estado debía pagarles unos 4.383 millones de euros. A 31 de diciembre de 2013, quedan por pagar casi 250 millones y medio.

Esta partida, que se sufraga a través de uno de los varios impuestos incluidos en la factura de la luz de los consumidores, deberá hacerse efectiva antes de que acabe 2015. Aunque al inicio esta tasa era aún mayor, en 2006 se aprobó un decreto que la fijó en un 0,33% de la tarifa eléctrica. Además, se adelantó el límite temporal de amortización previsto de 2020 a 2015.

Las compensaciones por la moratoria nuclear se aprobaron para compensar a las empresas propietarias de las centrales de Lemóniz, Valdecaballos y, en menor cuantía, Trillo II. Se trata de Iberdrola, Endesa, Unión Fenosa (ahora Gas Natural Fenosa) y la Compañía Sevillana de Electricidad.

La cuantía que la CNMC ha establecido para la anualidad compensatoria de 2013 es de 68,3 millones, casi 15 millones más que lo que se abonó para 2012. Cada mes de enero, el BOE recoge las cantidades anuales asignadas para cada central nuclear (las de 2011 y 2010, por ejemplo).

Buenos días.