El BOE recoge hoy la formalización del contrato para el servicio telefónico de cita previa durante la campaña de la Renta 2013 por 2,1 millones de euros. La empresa adjudicataria es Konecta BTO, la misma a la que Hacienda ya adjudicó el pasado mes de diciembre el servicio telefónico de información tributaria.

En esa ocasión, el contrato era más cuantioso: casi diez millones de euros. Así, en total, la compañía ha suscrito contratos con el departamento que dirige Cristóbal Montoro por valor de 12 millones de euros en sólo unos meses.

Los sindicatos protestaron en octubre de 2013 a las puertas de esta empresa por, según explicaron entonces, despedir a una empleada por acumular faltas justificadas, entre ellas, el día de su desahucio. Poco antes, el hermano de otra trabajadora denunciaba que ésta había fallecido por una neumonía al acudir a su puesto en la misma empresa, aún enferma, por miedo a perder el trabajo.

La reforma laboral aprobada por el Gobierno en febrero de 2012, poco después de llegar al poder, considera motivo de despido faltas de asistencia, aunque sean justificadas, que alcancen el 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de doce meses (artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores).

Konecta BTO es propiedad del Grupo Konecta, que a su vez es propiedad en al menos un 51% del Banco Santander (un 7% directo y un 40% a través de Andaluza de Inversiones).

Buenos días.