El BOE recoge hoy la anulación de la inscripción en el registro de fundaciones de la Fundación SOID, vinculada a OID (Organización Impulsora de Discapacitados). La expulsión parte de un recurso presentado por la ONCE, organización con la que OID libra una batalla legal desde hace años, como muestran las decenas de sentencias publicadas en su propia página web.

La clave del conflicto es que esta organización vende boletos sin realizar sorteo, ya que vincula sus números a los premiados en el sorteo de la ONCE. Mientras la Organización Nacional de Ciegos Españoles les acusa de realizar rifas “fraudulentas”, la OID critica el “monopolio” de la ONCE en este tipo de sorteos.

El 4 de octubre de 2011, el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad aprobó la inscripción de Soid en el registro de fundaciones. Bajo la presidencia de Dionisio González Otero, fundador de OID, presentaba como sus fines la “promoción, apoyo, financiación y asistencia en su mas amplio sentido, a las personas con algún tipo de discapacidad física, psíquica, sensorial o mental, así como a aquellas otras personas que se encuentren en riesgo de exclusión social, destacando prioritariamente la formación y el empleo, así como la accesibilidad y la superación de barreras de cualquier clase”.

Ante el recurso de la ONCE, el 15 de diciembre de ese mismo año se aprobó la susprensión cautelar de la inscripción, con lo que la OID perdía la legalidad que confiere aparecer en el registro y, de paso, los beneficios fiscales asociados. La entidad de González Otero presentó recursos ante la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, pero ambos fueron desestimados en abril de 2013 y enero de 2014, respectivamente. Así, la suspensión ya es firme.

Dionisio González Otero es, además de presidente de OID, administrador único de tres empresas: Magoferma (dedicada a la explotación de residencias de ancianos), Inversiones Empresariales La Portezuela (centrada en ámbitos tan variados como la publicidad, el mercado laboral, la construcción, el mercado inmobiliario y las renovables) y Sport Cracks Events (representación de deportistas y organización de eventos). Además, mientras en España se ha vetado la inscripción de SOID, cuenta con una fundación con su nombre en Venezuela.

Buenos días.