Maria Cruz Llamazares Calzadilla, consejera de RTVE desde 2007 hasta junio de 2012, ha recibido hoy en el BOE su castigo por cometer una falta grave contemplada en la Ley de Regulación de los Conflictos de intereses: la publicación de la sanción. Así lo marca la ley que vigila que se los altos cargos no aprovechen su estancia en el poder para obtener favores personales, que establece para las faltas graves, como en este caso, una sanción consistente en la declaración del incumplimiento de la ley y su publicación en el BOE.

En el texto, eso sí, no se aclara de qué manera incumplió la norma la exconsejera, pero el ministro Cristóbal Montoro califica su infracción como grave, lo que incluye la omisión deliberada de datos y documentos relativos a los conflictos de intereses y la no declaración de actividades y bienes en los registros pese a habérselos reclamado de forma oficial.

Las infracciones leves se castiga con una amonestación y las graves (presentación de datos falsos en las declaraciones, incumplimiento de las incompatibilidades) pueden llevar aparejada la destitución y hasta la no percepción de la pensión aparejada, si la hubiera.

Llamazares, fundadora de la Asociación Derecho, Laicidad y Libertades, fue elegida consejera por el Senado a propuesta del PSOE.

Buenos días.