El BOE recoge hoy cuatro nuevos títulos nobiliaros concedidos por el rey Juan Carlos: tres marquesados y un condado. Los agraciados han sido el cardiólogo Valentín Fuster, el bioquímico Santiago Grisolía, la académica Carmen Iglesias y el empresario David Álvarez.

La nueva Condesa de Gisbert, Carmen Iglesias, ha recibido su título por su “brillante e intensa labor académica y docente”. Su carrera docente  incluye que fue profesora del príncipe Felipe y de la infanta Cristina. Además de académica, Iglesias ha sido presidenta de Unidad Editorial, la empresa editora de El Mundo.

David Álvarez, marqués de Crémenes, presidente fundador del Grupo Eulén y dueño de las bodegas Vega Sicilia, ha entrado en la nobleza gracias a su “dilatada y fructífera trayectoria” empresarial. El decreto de este último contiene un error, ya que dicta que su segundo apellido es “Cano”, cuando en realidad es “Díez”. El gabinete de comunicación de Zarzuela ha confirmado que se trata del fundador del Grupo Eulen y que en breve el BOE publicará la rectificación para que el nombre conste correctamente.

Grisolía, a partir de ahora Marqués de Grisolía, premio Príncipe de Asturias por sus investigaciones en el campo de la bioquímica, es presidente del Consell Valencià de la Cultura, una entidad dependiente de la Generalitat Valenciana. Además, según publicó El Mundo, recibe un sueldo vitalicio de la Generalitat. Valentín Fuster (ya Marqués de Fuster) es uno de los cárdiólogos más importantes del mundo.

Estos cuatro títulos se suman a los 43 que el rey Juan Carlos ha creado a medida desde que está en el trono y que estrenó otorgando títulos a la viuda y la hija de Franco, que incluye a empresarios como Juan Miguel Villar-Mir (OHL), Javier Benjumea (fundador de Abengoa) o José Manuel Lara (fundador de Planeta y padre del actual presidente).

Se suman a la lista Vicente del Bosque y Juan Antonio Samaranch, además de artistas como Tàpies, Dalí o Camilo José Cela. También lo han recibido personas vinculadas a la Corona, como pago por sus años de servicio, como Sabino Fernández Campo, Antonio Villacieros o el primo político del rey, Íñigo Moreno.

Buenos días.

Todos los marqueses del rey, aquí.

Gracias a Inés Calderón,  Víctor Manuel García, Antonio Maestre y Carlos Almeida por ayudarme a desvelar el misterio de quien no era David Álvarez Cano sino David Álvarez Díez.