Durante las últimas navidades, a través de un Real Decreto-Ley, el Gobierno listaba los conceptos que estaban exentos de sumarse para calcular las cotizaciones sociales. Faltaban algunos, pero la medida pasó desapercibida. El jugo de la reforma estaba en una nota publicada en el Boletín de la Seguridad Social, tal y como adelantó 20 Minutos. Cheques de comida, pluses de transporte, guarderías, planes de pensiones y seguros dejaban de estar exentos y pasaban a formar parte de la base de cotización de la Seguridad Social.

La medida, que el Gobierno nunca anunció, produjo un quebradero de cabeza para las empresas, que se vieron a la vuelta de las vacaciones navideñas con unos cambios sustanciales que no se podían aplicar de un día para otro pero que habían entrado en vigor el 22 de diciembre y aplicaban ya desde ese mismo mes. Así, el Gobierno tuvo que ampliar el plazo para pagar la proporción de las cotizaciones perteneciente a los nuevos conceptos. Lo hizo en enero, a través de una resolución, que permitía liquidaciones sin intereses hasta el  31 de mayo.

Esta ampliación no ha sido suficiente para aplicar la normativa. Hoy, el BOE recoge una nueva resolución, que amplía el plazo para los pagos dos meses mas y da margen a las empresas hasta el 31 de julio. Antes de esa fecha se deberán liquidar los pagos correspondientes a esa parte de la cotización calculados desde el pasado mes de diciembre.

Buenos días.