El BOE recoge hoy la licitación del contrato de taxis para los senadores. El anuncio no incluye un presupuesto estimado, ya que el coste final dependerá del uso que hagan de él los beneficiarios. Eso sí, los pliegos ofrecen, para que las empresas licitadoras se hagan una idea del volumen de ingresos, el gasto efectuado durante los pasados tres años. Las cifras han sufrido pocas variaciones y se sitúan por encima de los 300.000 euros.

AÑO COSTE TOTAL
2012 315.429,80 euros
2013 347.127,08 euros
2014 314.964,92 euros

Además, establece que el número de usuarios estará entre los 250 y los 260, ya que el número de senadores es variable -actualmente la Cámara está compuesta por 261. Si tenemos en cuenta el rango superior que marca la horquilla y el gasto de 2014, obtenemos una media de 1.211 euros anuales por senador. Eso sí, esto es solo una media, habrá senadores que no usen nunca el servicio y otros que se pasen, de largo, de esa cifra.

Los senadores tienen un tope anual de 3.000 euros para gastar en taxis, de los que pueden hacer uso gracias a una tarjeta personal que puede ser utilizada los 365 días al año y a cualquier hora, tal y como explica el organismo en su página web. Eso sí, en esa misma fuente se afirma que la tarjeta es válida para cubrir sus desplazamientos “en la ciudad de Madrid”. En el contrato anunciado hoy, en cambio, el territorio se amplía a toda la Comunidad de Madrid e incluye transportes urbanos e interurbanos*.

Además de la factura mensual, la empresa adjudicataria deberá entregar al Senado un informe de los movimientos efectuados que incluya, para cada uno de ellos, el número de tarjeta, el nombre del usuario, la fecha y hora del servicio, el importe y las dirección de origen y destino. Además, deberá proteger los datos personales en su poder y destruirlos en cuanto finalice su relación con el organismo.

El contrato, de dos años a contar desde el 1 de enero de 2016 con posibilidad de prórroga, se adjudicará mediante procedimiento negociado. Al tratarse de un coste prefijado, la valoración de las ofertas se basará de forma exclusiva en la calidad del servicio. Una mitad se puntuará mediante juicios de valor y la otra mitad mediante fórmulas objetivas.

Buenos días.

Nos ha sido imposible encontrar, tanto en el BOE como en el perfil del contratante del Senado, el contrato anterior al anunciado hoy. Así, no podemos saber si hasta ahora el límite era la ciudad y se ha ampliado o se trata de falta de precisión en la información aportada por la web del propio Senado.