Durante los últimos días, la periodista Raquel Ejerique ha publicado varios artículos en Eldiario.es que muestran varios plagios por parte del rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) y analizan a fondo las reacciones de los protagonistas de esta historia. Ante esta investigación, surge una pregunta: ¿Qué pasa en casos así? ¿Qué posibilidades hay, si se considera que una falta así le invalida para el cargo, de apartarle del mismo?

Los Estatutos de la URJC son claros: solo podrá ser expulsado de su puesto por el claustro. El texto también marca el proceso y el quorum necesario. Para presentar una moción de censura, un tercio de sus miembros, esto es, 100 de 300, deben avalarla. Una vez superado ese primer trámite, se convoca pleno para la votación final, en la que es necesario que 200 de los 300 miembros del claustro decidan echar al rector.

El claustro está formado por 34 representantes del personal administrativo y de servicios, 61 representantes de los estudiantes, 160 representantes elegidos entre los profesores doctores funcionarios o contratados con vinculación permanente con la universidad y 45 del personal docente e investigador que no cumpla las condiciones -doctores con vinculación permanente- del grupo anterior. Así, con esta composición, sin el apoyo de al menos una parte de los profesores fijos la propuesta no podría salir adelante.

Buenos días.