Idas y venidas en los precios del tabaco tras la última subida de impuestos. Altadis ha dado marcha atrás y sí sube diez céntimos la cajetilla de Fortuna Blando, aunque en un principio dijo que no lo haría y esta cajetilla no apareció entre los aumentos publicados hace una semana (que sí afectaban al resto de versiones del Fortuna, Ducados y Nobel).

El BOE de hoy recoge, en solitario, la subida de diez céntimos del Fortuna Rojo Blando, que pasa de costar 4,45 a 4,55 euros. Así, todas las marcas de Altadis han subido como la mayoría de sus competidores.

El pasado 3 de diciembre entró en vigor un decreto-ley que, entre otras medidas, subió los impuestos al alcohol y al tabaco. A partir de entonces, eran los fabricantes los que podían repercutir esas subidas en sus precios finales. Y así lo han ido haciendo la mayoría, con una subida general de diez céntimos en la mayoría de paquetes de cigarrillos.

Philip Morris fue la primera en subir precios y publicó sus nuevas tarifas el pasado 16 de diciembre. Al día siguiente llegaron marcas como Camel y Winston y, el 21, las subidas de Altadis (Fortuna, Nobel y Ducados, entre otras), pero sin el Fortuna Blando.

Esa decisión trajo lo que El Confidencial, que adelantó la noticia, denominó una guerra de precios. Poco después, el 24 de diciembre, Philip Morris daba marcha atrás y y eliminaba la subida en Marlboro y Chesterfield solo una semana después de aumentar su precio. Y ahora es Altadis la que también da marcha atrás, pero en sentido contrario: subiendo el paquete de Fortuna Blando.

Buenos días.