El BOE de hoy recoge la convocatoria de subasta del Hotel Mar i Pins, situado en primera línea de playa en Calvià (Mallorca). El edificio es propiedad del Estado tras una condena a su anterior propietario, el empresario ruso Alexander Romanov.

El pasado mes de mayo, Romanov fue condenado a tres años y nueve meses de cárcel por de los delitos de blanqueo de capitales, falsedad documental continuada y revelación de secretos, además de la sanción económica, que cumplió entregando el hotel al Estado.

La condena llegó tras un pacto con la Fiscalía Anticorrupción por el que se declaró culpable a cambio de que no se le relacionara, en la sentencia, con la mafia rusa, según informó entonces Diario de Mallorca.

La subasta, que se realizará el próximo 28 de febrero, empezará en primera ronda con un precio base de 12 millones y medio, una cuantía que previsiblemente bajará, puesto que su valor se estimó en unos diez millones de euros.

En total, el bloque con unos 4.500 metros cuadrados construidos y un terreno de más de 2.000. Cuenta con 150 habitaciones. Justo al lado se encuentra la mansión del empresario, que sigue siendo de su propiedad.

Buenos días.