El BOE de hoy publica la ejecución presupuestaria a 30 de septiembre, esto es, el estado de las cuentas públicas. Porque de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 que aprobó el Congreso a lo que al final se acaba gastando hay un trecho. Y, en algunos departamentos, como Defensa, ese trecho es enorme.

En concreto, el crédito presupuestado para este ministerio era de 8.456 millones de euros y, gracias a modificaciones por valor de otros 729, ya alcanza los 9.185. Eso significa que supera, a esa fecha -pendientes de lo que pase en lo que queda de año- el gasto de 2017, que alcanzó casi los 9.000 millones pese a que su presupuesto inicial era de 7.639.

Otra conclusión: aunque el crédito aprobado por el Congreso para 2018 era unos 800 millones superior al año pasado, el tradicional inflado del gasto en Defensa se mantiene. Más presupuesto para este año y, al final, como es tradicional, siempre se queda corto. De hecho, este engorde ha venido ocurriendo en los últimos ejercicios con ambos gobiernos.

Estas modificaciones se producen, tanto este año como el anterior, sin créditos extraordinarios, un sistema que se ha venido utilizando en los últimos ejercicios y que inyectaba cientos de millones extra en verano vía Decreto-Ley para el pago de programas especiales de armamento, y que el Constitucional tumbó en 2016.

Fuentes del Ministerio suelen argumentar que el desvío se debe a las operaciones de paz, que no se habían incluido en las previsiones presupuestarias, pese a que cada año suponen un montante importante del total y acaban desvirtuando lo que aprueban Las Cortes.

Y, con el cambio de Gobierno, ¿de quién es el desvío? De ambos. Hasta junio, el Ministerio trabajaba con el presupuesto prorrogado de 2017, esto es, con una base de 7.629 millones. A finales de ese mes, la cifra ya ascendía a 8.302 (673 millones extra). En julio, el primer mes completo que cerró el Gobierno Pedro Sánchez, ya estaba en vigor el nuevo presupuesto, con base en 8.456 millones. Pero el desvío no se corrigió gracias ese aumento de crédito, sino que se mantuvo (668 millones a sumar). Así, ya en ese mes los créditos superaban los 9.123 millones y, con ellos, los 9.000 del año pasado.

Buenos días.