El BOE de hoy recoge un convenio entre el Instituto Nacional de Estadística (INE) y la Xunta de Galicia. El objetivo es poder comprobar si quienes tienen tarjeta sanitaria gallega tienen derecho a ella, puesto que es obligatorio estar empadronado en la comunidad autónoma.

Así, cada seis meses, la Xunta enviará al INE el listado de titulares de tarjetas sanitarias gallegas y el organismo devolverá los resultados: si la persona está empadronada en algún municipio gallego, si lo está en otra comunidad autónoma o si no se ha podido encontrar.

El resultado no implicará la retirada automática de la tarjeta sanitaria, sino que la administración gallega se pondrá en contacto con la persona afectada para pedirle que presente un padrón actualizado si quiere mantenerla.

El objetivo, según el texto del convenio, es conocer si las personas que constan en la base de datos de los servicios públicos gallegos de salud residen, efectivamente y a día de hoy, en la comunidad autónoma.

Buenos días. Y cuídense.