El BOE de hoy recoge un Decreto ley que modifica el Estatuto del Empleado Público para limitar el tiempo que pueden estar contratados los interinos e intentar, a su vez, regularizar los miles de puestos cubiertos en la actualidad con esa figura.

Así, matiza y pone coto a las situaciones en las que, a partir de mañana, se puede contratar a alguien como interino. Hasta ahora, se podía si la plaza vacante no podía asignarse a funcionarios, por ejemplo, pero la norma de hoy añade que “por un plazo máximo de tres años”. También se puede para paliar una situación transitoria pero, matiza, “durante el tiempo estrictamente necesario”. O para ejecutar programas de carácter temporal pero, una vez más, con el límite a partir de ahora de esos tres años, ampliable uno más por ley en casos concretos. El cuarto supuesto que permite el uso de esta figura, por exceso o acumulación de tareas, pasa de permitirse durante seis meses al año a un máximo de nueve meses sobre 18.

Esto aplicará a las nuevas contrataciones pero, ¿qué pasa con los interinos que están en vigor en puestos de trabajo de forma permanente? La norma establece que antes de fin de año se tendrán que convocar las plazas que estén ocupadas por interinos con más de tres años en el puesto. Y deberán adjudicarse a funcionarios antes de que acabe 2024.

Además, establece una compensación de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 años, para aquellos que se presenten a la oposición para regularizar su situación y no consigan plaza. La misma compensación será la que se tenga que dar, por ley, a quienes a partir de ahora sean contratados y sumen más de tres años como interinos en un puesto. El objetivo de esta última medida es penalizar a las administraciones que incumplan ese límite de tres años.

La norma incluye algunas excepciones. Un ejemplo: si durante esos tres años en los que una persona está en un puesto de forma temporal se convoca la plaza, podrá permanecer en su puesto hasta que se adjudique al funcionario que consiga la oposición. Además, si alguna plaza queda desierta tras un concurso oposición, entonces sí podrá asignar a un interino. En paralelo, establece que las convocatorias para cubrir plazas interinas o contratos laborales tienen que ser públicas.

Esta reforma deja fuera, por el momento, algunos de los sectores con más interinidad: profesores y profesionales de la salud. La norma establece que se da un tiempo de un año para adoptar medidas similares en sus reglas propias y, si no, se les aplicará, también, lo publicado hoy.

Buenos días.

Déjanos decirte algo…

En esta información, y en todo lo que puedes leer en Civio.es, ponemos todo el conocimiento acumulado de años investigando lo público, lo que nos afecta a todos y todas. Desde la sociedad civil, 100% independientes y sin ánimo de lucro. Sin escatimar en tiempo ni esfuerzo. Solo porque alguien tiene que hacerlo.

Si podemos informar así, y que cualquiera pueda acceder sin coste, sin barreras y sin anunciantes es porque detrás de Civio hay más de 1.500 personas comprometidas con el periodismo útil, vigilante y al servicio de la sociedad en que creemos, y que nos gustaría seguir haciendo. Pero, para eso, necesitamos más personas comprometidas que nos lean. Necesitamos socios y socias. Únete hoy a un proyecto del que sentir orgullo.

Podrás deducirte hasta un 80% de tu aportación y cancelar cuando quieras.

¿Aún no es el momento? Apúntate a nuestro boletín gratuito.