El BOE de hoy recoge un decreto ley con incentivos para la rehabilitación de edificios y viviendas para mejorar su eficiencia energética, una medida incluida en el Plan de recuperación, transformación y resiliencia. La norma, que entra en vigor mañana, incluye deducciones en el IRPF del 20 al 60%, según el caso.

Quienes realicen obras en su vivienda habitual, o en una vivienda alquilada o que se alquile antes de que acabe 2023 pueden optar a dos tipos de ayudas, que además se pueden sumar hasta alcanzar el 60% de la deducción, siempre que esas obras se realicen antes de que acabe 2022. Por un lado, podrán hacerlo en un 20% y hasta un máximo de 5.000 euros si consiguen bajar la demanda de energía necesaria un mínimo de un 7%. Por otro, podrán deducir un 40% de los gastos destinados (y hasta 7.500 euros por ejercicio) a rehabilitar la casa para bajar su consumo de energías no renovables como mínimo un 30%, o una mejora de categoría que les haga pasar a la A o la B en su certificado de eficiencia energética.

Las comunidades de propietarios o dueños de edificios residenciales, por su parte, podrán acceder a una deducción del 60% de las obras de rehabilitación energética en el edificio que ejecuten antes de que acabe 2023 y les permitan bajar un 30% el consumo o pasar a categorías A o B, hasta 5.000 euros anuales y 15.000 en total. En este caso, esa deducción se reparte entre los propietarios en función de su participación.

Además, el decreto ley permite que, como pasa ahora con las decisiones que se deben tomar para aprobar obras que mejoren la accesibilidad del edificio o la colocación de ascensores, la aprobación de obras de mejora de la eficiencia energética en las comunidades de vecinos se pueda sacar adelante con mayoría. Y pone en marcha una línea de avales del ICO, con devolución de hasta 15 años y un máximo total de 1.100 millones, para poner en marcha estas obras.

En paralelo, establece que las ayudas a la rehabilitación de edificios para mejorar su eficiencia energética no contarán como ingresos en la base imponible de la declaración de la renta. De hecho, justo hoy el BOE también recoge un decreto que pone en marcha nuevas ayudas en este sentido, que repartirán las comunidades autónomas.

Cinco de las seis subvenciones que incluye este decreto están destinadas a la rehabilitación de barrios, edificios y viviendas para la mejora de su eficiencia energética, siempre que esas actividades se hubieran iniciado desde el 1 de febrero de 2020. En total, para los presupuestos de 2021, estos cinco tipos de ayudas sumarán 1.151 millones de euros, que se distribuirán entre las comunidades autónomas y van desde los casi 200 millones de Andalucía, la más poblada, al poco más de millón y medio de las pequeñas, Ceuta y Melilla.

La sexta ayuda está destinada a la construcción de viviendas de alquiler social o precio asequible. Estas subvenciones no tienen presupuesto en 2021, será en 2022 cuando se pongan en marcha. Por lo tanto, pues, el crédito total que se destinará no se incluye en este decreto. Lo que sí se aclara es que serán de un máximo de 700 euros por metro cuadrado de superficie útil y no más de 50.000 euros por vivienda.

Tanto las obras para convertir edificios de otros usos en viviendas como la construcción desde cero podrán financiarse en su totalidad con fondos públicos, pero la norma establece que se promoverán los acuerdos con el sector privado. Eso sí, las viviendas que reciban estas ayudas deberán estar destinadas a alquiler social o de precio asequible durante 50 años y ser sostenibles.

Ayudas a las salas de cine

El BOE de hoy también recoge otro decreto con ayudas, en este caso para las salas de cine que se hayan mantenido abiertas o para su reapertura, con la excepción de las salas X. En total, suman 10.200.000 euros y se distribuirán según el número de pantallas. Así, las salas con una sola podrán recibir hasta 10.000 euros y las de 20 pantallas o más, hasta 50.000. Eso sí, para evitar que las grandes cadenas se lleven cantidades desorbitadas, un mismo beneficiario no podrá recibir más de un millón y medio en ayudas.

Las subvenciones cubrirán gastos de todo tipo de la sala, tanto alquileres, préstamos, pago de suministros, mantenimiento, pago de derechos, seguros, actividades o costes de promoción pero, eso sí, realizadas durante 2021.

Ayudas para La Palma

El otro decreto ley del BOE de hoy es el de medidas para paliar los efectos del volcán de La Palma, que se suma a los 10,5 millones aprobados la semana pasada para viviendas y compra de enseres. La norma establece ayudas para viviendas dañas que van de los 10.320 a los 30.240 euros por cada una, dependiendo de si el daño ha afectado o no a la estructura o de si la lava destrozó la casa por completo. También subvenciones para locales y fábricas de hasta 9.224 euros y ayudas del 100% del gasto extraordinario que las corporaciones locales están tendiendo que afrontar durante la emergencia.

Además, aprueba un plan extraordinario de formación y empleo para la zona de 63 millones y pone en marcha moratorias y aplazamientos de las cuotas de la Seguridad Social y las deudas tributarias para los afectados, así como la posibilidad de reclamar una suspensión del pago de préstamos o hipotecas. Y, entre otras, exenciones al pago del IBI y el Impuesto de Actividades Económicas para los afectados.

Buenos días.