• Detrás del 91 por ciento de la superficie calcinada estuvo la mano del hombre
  • En número de fuegos y terreno quemado, por debajo del promedio anual del siglo
  • Una de cada tres hectáreas quemadas afectó al monte gallego

Los vecinos de la localidad mallorquina de Andratx, de la coruñesa de Carnota o de la zamorana de Hermisende no sentirán especial nostalgia por el año 2013. En esos tres municipios se iniciaron incendios en verano que quemaron más de 2.000 hectáreas de superficie forestal.

La Sierra de la Tramontana había sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2011. Dos años después, 2.347 hectáreas de su territorio ardían durante 18 días de los meses de julio y agosto. Andratx, Calvià y Estellencs veían cómo las llamas devoraban sus montes debido a una barbacoa mal apagada. Una negligencia que registra la Estadística General de Incendios Forestales (EGIF) de 2013, facilitada a la Fundación Civio tras una petición de información enviada al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama).

“Una negligencia provocó el incendio más importante de Baleares y las consecuencias fueron nefastas para el municipio”, dice el actual alcalde de Andratx, Jaume Porcell. “Pero la naturaleza es sabia y el monte se ha regenerado rápidamente con la ayuda de la gente, hasta el punto de que en algunas zonas ya no es fácil saber si hubo ahí un incendio o no”.

En septiembre de 2013, las laderas del monte Pindo fueron arrasadas por el fuego. Ubicado en Carnota y declarado espacio protegido por la Red Natura 2000, ese monte de la Costa da Morte sufrió el furor de unas llamas que arrasaron 2.166 hectáreas. ¿El motivo? “Ahuyentar animales (lobos, jabalíes)”, según señala el Magrama en sus estadísticas.

Cartel informativo sobre la Sierra de Tramontana afectado por el incendio de Andratx en 2013 | Andrés Chillón / AEAFMA

Hermisende sufrió en 2013 hasta 11 incendios, nueve de ellos intencionados. El 4 septiembre comenzó un fuego en su término municipal que calcinó 1.592 hectáreas. Fue provocado para regenerar pasto, según indica la EGIF. Ese pueblo zamorano está ubicado en la comarca de Sanabria, un lugar castigado históricamente por las llamas.

Su entonces y ahora alcalde, José Ignacio González Nieto, defiende que nadie le ha demostrado que esos nueve incendios fueran intencionados. “En ningún momento se ha detenido a nadie, no es una información contrastada”. Añade: “la gente del pueblo está muy quemada por que se le acuse de prender fuego al monte, hay que demostrarlo, y no se nos puede llamar incendiarios o criminales medioambientales como se ha hecho”.

“Antiguamente, me cuenta la gente mayor, en febrero y marzo hacían quemas de superficie para regenerar pastos para el ganado y eso contribuía a prevenir los incendios de verano, pero esas prácticas ahora están prohibidas y el monte crece de forma descontrolada sin una política de prevención clara”, dice González Nieto. “Nos hemos gastado 1,4 millones de euros en cámaras de vigilancia financiadas por Europa, pero no creo que esa sea la solución para prevenir el fuego”, argumenta.

Los incendios de Andratx, Carnota y Hermisende encabezan el listado de los siniestros más devastadores de 2013. Al mismo tiempo, sus causas hablan de forma diáfana de la tragedia que sufre el monte español cada verano: el 91% de las hectáreas quemadas ese año por los incendios se explica por la mano del hombre: el 31,6% sucedió por negligencias o accidentes y el 58,3% se originó por la voluntad de incendiarios.

Los 10 municipios más castigados por el fuego en 2013

Municipio de origen del fuego Total superficie quemada (ha)
Andratx (Baleares) 2.348
Carnota (La Coruña) 2.167
Hermisende (Zamora) 2.071
Cualedro (Orense) 1.877
Oia (Pontevedra) 1.861
Villardiega de la Ribera (Zamora) 1.643
Trujillo (Cáceres) 1.434
Almorox (Toledo) 1.284
Cebreros (Ávila) 1.096
Tortuero (Guadalajara) 919

Fuente: EGIF MAGRAMA / Elaboración propia

Menos incendios, menos superficie calcinada

Por cuarto verano consecutivo desde 2012, Civio publica la investigación multimedia de los datos referidos a los incendios ocurridos en España en el siglo XXI. El análisis de las estadísticas revela que 2013 fue clemente con el monte en comparación con años pasados.

Hubo un total de 10.797 siniestros, mientras que el promedio de la serie 2001-2012 había sido de 16.935 fuegos. En términos de superficie forestal, en ese año se calcinaron 61.690 hectáreas, para un promedio de 121.052 en los años anteriores del siglo. Es decir, el número total de incendios descendió un 64% respecto a la media del periodo 2001-2012 y la superficie quemada representó casi la mitad.

Paradójicamente, esos buenos registros tuvieron lugar en un año que fue más cálido de lo habitual, según el Resumen anual climatológico 2013 de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). En el verano, “las temperaturas medias trimestrales en el conjunto de España superaron en 0,8⁰ C el valor normal”.

Pero el Avance Informativo del Magrama de 2014, cuyos datos aún no están consolidados oficialmente, muestra un respiro aún mayor para los bosques, ya que se convertiría en el año con menor número de incendios y menor extensión calcinada en lo que llevamos de siglo. Hubo 9.771 siniestros y 46.721 hectáreas quemadas.

Galicia, de nuevo protagonista de la tragedia

Si el verano de 2013 fue cálido, esas temperaturas se dispararon especialmente en Galicia, según informó la Aemet. Esta circunstancia pudo influir en que el 32% del total de 61.690 hectáreas calcinadas se produjera en esa región del noroeste peninsular.

En el histórico 2001-2013, Galicia acumula el 24,1% del total de superficie quemada en España. Y en el ranking de los 100 municipios españoles que más incendios forestales han padecido (2001-2013), 74 son gallegos. Orense encabeza el listado del porcentaje de siniestros.

Provincias con mayor porcentaje sobre la superficie total quemada en España (ha)

Provincia 2001-2013 2013
Orense 10,66% 13,35%
Asturias 7,48% 5,40%
León 7,31% 6,18%
Cáceres 6,75% 6,69%
Zamora 6,03% 8,77%
Pontevedra 5,58% 6,61%
La Coruña 5,25% 9,08%
Cantabria 5,22% 7,98%
Valencia 4,00% 1,72%
Lugo 2,65% 3,02%

Fuente: EGIF MAGRAMA / Elaboración propia