En 2017, la farmacéutica Amgen gastó 5.607 euros en desplazamientos y alojamientos de 7 políticos españoles, entre los que se encuentra Jesús Aguirre Muñoz, nombrado consejero de Salud y Familias en el gobierno actual de la Junta de Andalucía. El político del Partido Popular recibió pagos indirectos por valor de 643 euros coincidiendo con su etapa como senador del PP y portavoz en la Comisión de Sanidad de la Cámara Alta. Aunque los listados de la multinacional norteamericana no especifican el concepto, la transferencia a Aguirre podría corresponder con un viaje costeado por Amgen a Dublín a parlamentarios del PP, Ciudadanos y PNV, según informó en exclusiva eldiario.es.

Además del médico cordobés y actual consejero de la Junta de Andalucía, los listados de pagos realizados por Amgen incluyen a los otros seis políticos españoles que participaron en aquel viaje. Entre ellos figuran dos cargos más del Partido Popular: Carmen de Aragón, una médica que continúa como senadora y como presidenta de la Comisión de Sanidad, y Francisco José Fernández, farmacéutico y vicepresidente primero de la misma comisión en la Cámara Alta. Ambos recibieron la misma cantidad que Aguirre, 643 euros, en alojamientos y desplazamientos. No obstante, de los políticos del PP, solo Aragón incluye el Senado como dirección profesional en el listado de la farmacéutica.

Según informó eldiario.es, Amgen también abonó el viaje a tres parlamentarios andaluces de Ciudadanos. Pese a que los pagos de las farmacéuticas incluyen a profesionales sanitarios, los políticos de la formación naranja no tienen una trayectoria profesional ligada a la medicina, aunque dos de ellos sí han ejercido trabajo político en esta materia. María Isabel Albás, con estudios de Derecho -y portavoz de la Comisión de Salud en el Parlamento de Andalucía, donde continúa como representante de Ciudadanos, recibió pagos indirectos por valor de 998 euros en desplazamientos y alojamientos. Carlos Hernández White, que también ha sido reelegido diputado en Andalucía, es economista. Amgen le abonó 1.038 euros en 2017, cuando era vicepresidente de la Comisión de Conocimiento, Investigación y Universidad en el Parlamento andaluz. Por su parte, José Antonio Funes, con 980 euros en transferencias relacionadas con alojamientos y desplazamientos, es profesor de enseñanza media y no participaba en ninguna comisión asociada a sanidad en aquel momento. Es el único que ha dejado su cargo como político en activo.

La última parlamentaria del viaje de Amgen pertenece al Partido Nacionalista Vasco. Se trata de Nerea Ahedo, licenciada en Medicina, que sigue siendo senadora y portavoz del PNV en la Comisión de Sanidad. En 2017, Ahedo recibió en pagos indirectos 662 euros en desplazamientos y alojamientos, según los listados de la farmacéutica, aunque como en el resto de casos no se especifica el concepto por el que se realizó la transferencia. Tanto Ahedo como los tres diputados de Ciudadanos sí hicieron constar como dirección profesional la que corresponde, respectivamente, al Senado y al Parlamento de Andalucía, al contrario de lo que sucedió con el actual consejero de Salud en el gobierno de Juan Manuel Moreno Bonilla.

Los 7 políticos que figuran en los listados de Amgen se encuentran dentro de los miles de profesionales que recibieron pagos directos e indirectos de la industria farmacéutica en 2017. Durante aquel año las compañías gastaron más de 182,5 millones de euros en transferencias a profesionales sanitarios en España. Era la primera vez que se desglosaba con nombre y apellidos al total de personas que recibieron dinero de la industria, bien en forma de pagos directos (honorarios), bien de manera indirecta, como es el caso de los mencionados parlamentarios. Sin embargo, la publicación de estas cifras viene autorregulada por las propias compañías farmacéuticas, que no detallan a qué corresponden exactamente las transferencias, por lo que no es posible determinar el concepto de las cantidades recibidas.