2014 fue nuestro tercer año de actividad. A lo largo de ese periodo alcanzamos la sostenibilidad presupuestaria una vez más, diversificando hacia fuentes de ingresos recurrentes con mayor visibilidad y obteniendo un reconocimiento internacional que nos permite afrontar nuevos retos y de mayor categoría. Además de gestionar ocho proyectos pro-transparencia, el año pasado sentamos la base de cuatro nuevas iniciativas para 2015. En 2014, nuestro equipo de trabajo se consolidó creciendo, y está encarando 2015 con garantías de poder cumplir un propósito ambicioso: que nuestra actividad tenga mucho más impacto.

El Informe de Gestión de la Fundación Ciudadana Civio, que hoy publicamos, es un ejercicio de rendición de cuentas para explicar nuestra labor, hacer pública toda la información relevante sobre la actividad que hemos desarrollado, y compartir tanto lo positivo como lo negativo de nuestra evolución a lo largo del año. Es un formato que adoptamos por primera vez y que revisaremos cada ejercicio con franqueza, espíritu crítico y ánimo de mejora. Nos esforzaremos para elevar el listón, trabajando siempre desde la misma exigencia y la misma ilusión para mantener la confianza de tanta gente y ganarnos cada día la de más ciudadanos.

Contenidos