El cierre de Radio Televisió Valenciana (RTVV) llega con la radio y la televisión públicas endeudadas, con niveles de audiencia ínfimos y los valores de servicio público olvidados por el camino. La historia de la casa, resumida por Rodrigo Terrasa en elmundo.es, es la del crecimiento de la deuda del ente público en paralelo al descenso de la calidad y acompañado por una clara politización de la información que se emitía.

Ernesto Moreno, nombrado tras la dimisión en bloque que siguió al anuncio de cierre, es -y será, si nada lo impide- el último director general de RTVV. Entre sus predecesores, empezando por Amadeu Fabregat (el único nombrado por los socialistas) y acabando por Rosa Vidal, encontramos poco experto en medios audiovisuales y mucho sabio en la gestión de empresas públicas, sea cual sea el objeto al que se dediquen pero auspiciados, eso sí, siempre por el mismo partido político. No vayan a acusarles de desleales.

Los orígenes: Fabregat y Joan Monleon (1988-1995)

El primer presidente de RTVV fue Amadeu Fabregat, nombrado durante la presidencia de Joan Lerma (PSOE) y que ejerció hasta que Eduardo Zaplana fue nombrado presidente de la Generalitat Valenciana en 1995, en una primera muestra de la vinculación del cargo con el partido gobernante, manera de funcionar extensible a otras televisiones públicas pero no por eso menos sangrante.

Periodista y escritor, su herencia pasa por la creación de una lista de palabras prohibidas en Canal 9 para evitar términos demasiado catalanes y el estreno de ‘El show de Joan Monleon’, un programa/concurso al más puro estilo mamachichos en el que Joan Monleón, rodeado de un elenco de azafatas con huchas como pechos (las monleonetes), hacía girar una paella para que el concursante se llevara el premio que escondía el conejo, la gamba o el tomate.

En 2009, años después y ya reciclado como columnista en periódicos como Levante, defendía su legado: “Como responsable de la cadena, a mi me tocó soportar el alud de improperios y descalificaciones que provocó el “show” entre la necia progresía lugareña. Pero yo tenía muy claro que dirigía una televisión para la mayoría, no la Revista de Occidente para unos pocos, así que me pasé alegremente los ataques por el forro”.

Una vez cesado de RTVV, el PSOE le buscó otra silla pública: fue miembro del Consell Asesor de la Cultura hasta el año 2002. En 2007, Amadeu Fabregat creó una fundación con su nombre para catalogar y conservar su obra periodística y su biblioteca. Entre los patronos encontramos a Jordi Bosch Molinet, presidente de Endemol España; y a Jordi García Candau, director general de RTVE del 90 al 96 y de la televisión pública de Castilla La Mancha hasta 2011. En 2012 el juez admitió a trámite una querella contra él presentada por la nueva dirección de la televisión manchega en la que le acusa de malversación de caudales públicos, fraude y prevaricación por el pago de informes ‘fantasma’.

El reinado del PP (de 1995 hasta hoy)

Juan José Bayona de Perogordo fue el primer director de RTVV durante la etapa popular. Catedrático de Derecho Financiero y Tributario, fue eurodiputado del PP y director de tesis del ahora Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García Margallo. El trabajo para el doctorado fue leído en la Universidad Miguel Hernández de Elche -la misma en la que se doctoró Francisco Camps.

Su sucesor fue un Licenciado en Historia, José Vicente Villaescusa, que dirigió el ente público de 1996 a 2004 y que fue llevado a juicio por el PSOE acusado de ocultar los presupuestos de RTVV al consejo de administración. Gracias a los testimonios de García Candau y Fabregat, la acusación quedó en nada. Es miembro de la Associació Valenciana de Crítics d’Art (AVCA). Durante su etapa se estrenó una de las señas de Canal 9, precursora de la telebasura rosa que se luego propagó a otros canales:  el programa ‘Tómbola’.

En 2004 Pedro García Gimeno, un hombre de confianza de Camps que venía de ser jefe de prensa de Zaplana durante siete años y secretario autonómico de Comunicación un año más, fue nombrado director de RTVV. Imputado en el caso Gürtel, está acusado de llevarse más de medio millón de euros a costa de la visita del Papa a Valencia. Experto en montar grandes acontecimientos, en 2010 puso en marcha una empresa, West Entertainment, dedicada a la gestión de eventos, de la que es socio único y cuya actividad no aparece en ningún registro.

Dimitió en 2007 como director general de RTVV, pero hasta 2010 fue consejero de Circuito del Motor y Promoción Deportiva, la entidad pública que gestiona el circuito de Cheste. Su sucesor en la radio y televisión públicas, José López Jaraba, también fue consejero de este organismo. Llegado de ABC, donde había ocupado varios puestos de responsabilidad, fue acusado de beneficiar a Vocento y puso en marcha el ERE que ahora ha sido tumbado por el Tribunal Supremo. Dimitió en diciembre de 2012 pero siguió siendo consejero del Circuit hasta julio de 2013. Hacienda le estuvo persiguiendo vía BOE (aquí, un ejemplo) por unas cuentas pendientes.

Durante los primeros meses de 2013, hasta el nombramiento oficial de Rosa María Vidal, Alejandro Reig de la Rocha dirigió RTVV con una misión casi única: ejecutar el ERE. Llegaba de dirigir la Fundación Ciudad de las Artes y la Ciencia, extinguida poco después de su marcha. Antes había llevado la batuta en otras empresas públicas, como Sepiva ( Seguridad y Promoción Industrial Valenciana), destinada a gestionar los parques empresariales de la Comunidad Valenciana.

Rosa Vidal, la penúltima directora, que dimitió tras el anuncio de cierre, es abogada del Estado y llegaba a RTVV desde su puesto como socia del despacho Broseta. El presidente del bufete, Manuel Broseta Dupré, es consejero de la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) -una de las grandes entidades empresariales españolas- y hermano de Bruno Broseta, actual secretario autonómico del sector público empresarial valenciano y también consejero del Circuit. Además, fue consejero de Aerocas (la entidad gestora del aeropuerto de Castellón) hasta mayo de este mismo año.

Ernesto Moreno, llegado del Palau de les Arts Reina Sofia, es el último director de RTVV. “No duermo por las noches”, dijo en su primera declaración pública. Todos ellos acumularon deudas y ninguno consiguió convertir Canal 9 y Ràdio 9 en medios cuyo objetivo principal fuera el servicio público.