Me rindo ante las listas de fin de año, pero lo hago por una buena causa. Lo prometo. Quiero aprovechar este momento en el que vuelvo a ser consciente de que para el BOE no hay festivos ni navidades ni resacas que valgan y odio un poquillo el boletín, las resoluciones que tardo horas en entender y los madrugones, para acordarme de lo bueno de todo esto y compensar la mala uva.

Así que toca dar las gracias. A todos los que seguís ahí cada día, moviendo los artículos, diciéndome cosas bonicas en Twitter, escribiendo comentarios que me ayudan a mejorar y que, sobre todo, me animan, me hinchan y me sonrojan; a la gente genial que forma Civio y a los majos que trabajan en el BOE (que no tienen culpa de nada, pobrecicos míos).

Aquí van algunos de los titulares que dejó el año, uno por mes, que empiezan con el historión de Secundino y acaban con las elecciones que marcan el fin de esta legislatura.

Buenos días y feliz 2016.