El BOE recoge hoy la resolución de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), aprobada el pasado 27 de junio, que establece una multa de 750.000 euros a Caixabank por el mal funcionamiento de su servicio de atención al cliente.

Esta infracción está tipificada en la Ley del Mercado de Valores como grave. La sanción puede ir, dependiendo de su gravedad, hasta el 2% de los recursos propios de la entidad. En este caso, se ha valorado que se cometiera durante más de un año, entre enero de 2012 y febrero de 2014.

En la misma edición, el BOE recoge otra multa impuesta por la CNMV, en este caso a Ramón Agenjo, uno de los miembros del clan familiar de Damm y bisnieto del fundador. En su caso, se le castiga por “haber adquirido por cuenta de un tercero acciones de Sociedad Anónima Damm disponiendo de información privilegiada sobre esta sociedad”.

Los hechos ocurrieron en agosto de 2014 y la CNMV considera que se trata de una infracción muy grave, por lo que impone una multa de 30.000 euros.

En ambos casos, las sanciones son firmes en vía administrativa, pero Caixabank y Ramón Agenjo pueden presentar recurso contra ellas ante la Audiencia Nacional.