El BOE de hoy recoge 5 decretos, los primeros que aplican el 155 aprobado ayer por el Senado. Lo hace dentro de un BOE ordinario, el 201, pero publicado en un horario poco habitual, a las 3.40 de la mañana y no a las 7.30. En ellos, el Gobierno pone en marcha de forma efectiva las medidas decididas ayer tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros y que Mariano Rajoy anunció en rueda de prensa: disolución del Parlament, convocatoria de elecciones, cese del Govern en pleno y de varios altos cargos y cierre de embajadas. Con su publicación en el boletín, entran en vigor.

Pero, además, incluye una medida que Rajoy no anunció ayer en Consejo de Ministros: la supresión de la Comisión especial sobre la violación de derechos fundamentales en Cataluña, el organismo creado en el Parlament para investigar las cargas policiales del pasado 1 de octubre, que acabaron con cientos de heridos. La creación de esta Comisión ya había sido impugnada por el Consejo de Ministros del pasado día 20, lo que hace ahora es no esperar a la decisión del TC, sino suprimirla directamente. El acuerdo final del Senado eliminó de las medidas del 155 el control total del Parlament por parte del Gobierno, suprimiendo la obligación de la Cámara catalana, establecida por el Gobierno, de pedir autorización para debatir iniciativas en su seno.

Uno de ellos disuelve el Parlament y convoca elecciones en Cataluña para el próximo 21 de diciembre, jueves. La fecha no es arbitraria. Desde la convocatoria, la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) establece que la fecha de las elecciones será en 54 días, justo ese 21 desde hoy. Retrasar la convocatoria plantaría los comicios en Navidad. Así, la campaña electoral será del 5 al 19 de diciembre.

El decreto establece que estas elecciones se regirán por la normativa vigente “sin perjuicio” de que se tengan en cuenta las medidas incluidas en el 11, también vigentes.

Otro decreto incluye el anunciado cese de Carles Puigdemont, president de la Generalitat y, como se incluye de forma explícita, todo el personal eventual que depende de él. En otro se incluyen los ceses de Oriol Junqueras, vicepresident, y el resto de consellers (excepto Santi Vila, exconseller d’Empresa i Coneixement, que presentó su dimisión hace dos días, publicada ayer en el DOGC, porque no estaba de acuerdo con la declaración de independencia).

Competencias al Gobierno (y estreno)

Un cuarto decreto establece que, a partir de ahora, los ministerios se harán cargo de las diferentes consellerias y Rajoy sustituirá en sus funciones al president Puigdemont, aunque delega estas funciones en Soraya Sáenz de Santamaría. Será, además, el Consejo de Ministros quien sustituya al Consell de Govern. El texto incluye un anexo en el que especifica qué competencias se queda cada ministerio. Un ejemplo: Hacienda y Función Pública, la cartera de Cristóbal Montoro, se encargará de la Agencia Tributaria catalana y la política fiscal; y el Ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, de la supervisión del proceso electoral.

Este decreto, en vigor, es el que ha permitido que solo unos minutos después, a las cuatro de la mañana, Zoido publicara en el BOE el cese de Josep Lluís Trapero, mayor de los Mossos d’Esquadra.

Según el decreto, los responsables del Gobierno que se hagan cargo de las competencias en Cataluña están obligados a hacerlo “asegurando la neutralidad institucional, de forma que el interés general de los catalanes sea, en todo caso, el principio rector de sus responsables públicos por encima de los intereses políticos”.

Cierre de embajadas y cese de altos cargos

Además de estos ceses y la toma de las competencias, el Gobierno ha cerrado, en el último de los cinco decretos, las oficinas de Presidència y Vicepresidència del Govern, el DiploCAT, el Consejo Asesor para la Transición Nacional y la Comisión especial sobre la violación de derechos fundamentales en Cataluña.

En paralelo, también suprime las embajadas en el exterior de Cataluña, excepto la de Bruselas. Así, elimina las delegaciones en Francia, Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, Austria, Italia, Marruecos, el Vaticano, Portugal, Dinamarca, Polonia, Croacia y ante las organizaciones internacionales con sede en Ginebra, Estrasburgo, París y Viena. A los funcionarios en prácticas y becarios de todos estos organismos se les asignarán nuevas tareas.

No elimina la delegación en Bruselas, pero cesa a su representante, Amadeu Altafaj i Tardio. Y a Ferrán Mascarell, delegado de la Generalitat en Madrid.

El Gobierno también toma el control de Interior con el cese del director general de los Mossos d’Esquadra, Pere Soler; y el Secretari General d’Interior, César Puig.

Después de que un BOE extraordinario publicado la tarde del viernes hiciera entrar en vigor la decisión del Senado, que daba vía libre a las medidas propuestas por el Gobierno para aplicar el 155 con algunos matices, estos decretos ponen en marcha las primeras decisiones.

Buenos días.