El BOE de hoy publica el convenio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte con CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos) para el pago a las entidades de gestión de derechos por el préstamo de libros, películas y música en las bibliotecas públicas estatales. En total, estas asociaciones recibirán 54.429,10 euros. El cálculo está basado en la totalidad de ejemplares para préstamo disponibles en 2016 y en todos los usuarios que han hecho uso alguna vez del servicio de préstamo, aunque lo hagan para llevarse a casa obras sin derechos de autor.

Esto es así por el sistema de cálculo de compensaciones establecido en un decreto de 2014: 0,004€ por el número de obras objeto de préstamo en las bibliotecas públicas estatales y 0,05€ por el de usuarios que hacen uso del servicio de préstamo.

En ambos casos, la variable no distingue entre obras con derechos de autor y aquellas que son de dominio público, como los clásicos de la Literatura. Aunque un usuario se lleve solo libros sin derechos, su uso del servicio de préstamo suma.

Entidad Por ejemplares Por usuarios Total a recibir
CEDRO 17.659,87 15.940,32 33.600,19 euros
SGAE 8.256,17 6.472,52 14.728,7 euros
VEGAP 2.818,52 2.503,21 5.321,74 euros
DAMA 460,53 317,95 778,47 euros
TOTAL 29.195,10 25.234 54.429,10 euros

En 2016, las 53 bibliotecas públicas estatales contaban con 7,3 millones de ejemplares para el préstamo, entre materiales impresos (cinco millones), audiovisuales (1,9 millones) y sonoros (400.000). Esa distribución entre tipo de material para el préstamo se combina con el reparto que han establecido las entidades para la distribución entre ellas. Así, todas las compensaciones por material sonoro y la mayoría de las del audiovisual van a SGAE; las de impreso, en su mayoría, a CEDRO.

De ahí sale la primera parte del pago. La segunda, de los 504.680 usuarios activos del servicio de préstamo durante 2016, a cinco céntimos por cada uno de ellos.

El convenio publicado hoy establece el cálculo de 2016 a pagar a las entidades de derechos, que se encargará de repartir y gestionar CEDRO. La distribución que hagan las mismas entre sus autores no está regulado, más allá de que, por ley, deberán llevarla a cabo bajo un criterio “objetivo, proporcional y de público conocimiento”.

Estas compensaciones solo se refieren a las 53 bibliotecas de titularidad estatal. Comunidades autónomas y municipios deberán pagar por aquellas que gestionen, basados en estos mismos cálculos. El decreto de 2014 establece algunas excepciones: bibliotecas en municipios de menos de 5.000 habitantes, aquellas situadas en las instituciones docentes integradas en el sistema educativo español y préstamos para discapacitados. La consulta in situ de las obras no genera pago de derechos.

Buenos días.