Un nuevo BOE extraordinario recoge una única orden del Ministerio de Sanidad que obliga a los hoteles a cerrar sus puertas para frenar los contagios del coronavirus. La medida ya ha entrado en vigor con su publicación, pero da de margen hasta que atiendan al último cliente o, como máximo, en siete días.

La medida afecta a hoteles o similares, alojamientos turísticos y otros alojamientos de corta estancia, campings, aparcamientos de caravanas y otros establecimientos similares en todo el país.

Sí se permite, en cambio, que se mantengan abiertos establecimientos turísticos de larga estancia y de temporada, siempre que estén preparados para que sus ocupantes puedan mantener la cuarentena dentro de esos espacios. En todo caso, no podrán aceptar nuevos clientes.

Además, todos los tipos de alojamientos, también hoteles, podrán mantener los servicios de mantenimiento y vigilancia.

Buenas noches.