El BOE de hoy recoge varias órdenes ministeriales que desarrollan el estado de alarma. Una de ellas, firmada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, incluye entre las excepciones al cierre de comercios a los talleres mecánicos. El objetivo es atender a los transportistas profesionales que garantizan el suministro y a los ciudadanos que tengan que usar el vehículo particular por alguna de las excepciones a la cuarentena decretada durante el estado de alarma.

También permite la apertura de las tiendas de accesorios y piezas, pero solo aquellas que vendan de forma directa a los talleres y no podrán abrir sus puertas al público en general.

Todas estas excepciones afectan solo a vehículos de motor, con lo que no entrarían los talleres de bicicletas, por ejemplo.

Además, establece que pueden ir dos personas en cabina de los camiones siempre que sea necesario para realizar el trabajo, aunque intentando respetar al máximo las medidas de seguridad para evitar el contagio.

En cuanto al transporte marítimo, otra orden del mismo ministerio prorroga los títulos marítimos necesarios para embarcar y suspende de forma temporal las actividades inspectoras en los barcos.

El Ministerio de Justicia coordinará los servicios mínimos en todo el país

Otra orden, esta del Ministerio de Sanidad, habilita al Ministerio de Justicia a coordinar el trabajo de los funcionarios de su ramo y asegurar los servicios mínimos imprescindibles durante el estado de alarma, también en lo referente al turno de oficio, en todo el país.

Así, también establecerá directrices sobre quiénes deben trabajar y cómo para los funcionarios de justicia de las comunidades autónomas con esta competencia delegada.

Garantía de energía para la gran industria

Además, se suspende el sistema de demanda de interrumpibilidad por motivos económicos. Este sistema permite que, en caso de que no haya suficiente generación de energía para cubrir toda la demanda, el Gobierno pida a la gran industria que reduzca su consumo. Y cobra un canon por estar disponible para esos supuestos. Puede ponerse en marcha por dos motivos: técnicos (ante una emergencia: por ejemplo, la falta total de recursos para atender a la población) y económicos (que la reducción de consumo de la industria sea más barato que otros ajustes en el sistema). Este último es el que se ha anulado hoy vía orden ministerial.

Buenos días.