Una nueva orden ministerial publicada el 26 de marzo incluyó entre las excepciones a los encargados de distribución de alimentos o material sanitario, combustibles, técnicos de equipamientos médicos, empresas de seguridad, servicios y equipamientos para agricultura y bienes y cualquier otro trabajadores cuyo fin sea garantizar el suministro de bienes esenciales. Y otra posterior incluyó a vehículos sanitarios, de fuerzas y cuerpos de seguridad, de protección contra incendios y protección civil.

El BOE de hoy recoge varias ordenes ministeriales que desarrollan las medidas que se van tomando durante el estado de alarma. Una de las más relevantes hoy es la del Ministerio de Interior, que le habilita a cerrar o restringir la circulación por carretera. Estos cortes se publicarán en el Punto de Acceso Nacional de Tráfico y Movilidad.

Se exceptúan del veto a circular los vehículos de auxilio en carretera, los de conservación y mantenimiento, los de basuras, los de distribución de alimentos, ganado vivo, material sanitario, coches fúnebres, los de Correos y otros vehículos esenciales.

Además, suspende las restricciones a la circulación vigentes, dando vía libre a grandes vehículos a transitar por todas las carreteras, y las campañas generales de control y vigilancia de la DGT.

Prórroga automática del carné de conducir

La orden también prorroga, hasta 60 días después de finalizado el estado de alarma, la vigencia de los carnés de conducir que caduquen durante este periodo.

Esta medida también afecta a los permisos temporales. Y suspende el límite de seis meses que tienen conductores extranjeros para circular con sus permisos.

Compra de ocho millones de mascarillas para transportistas, taxistas, personal de aeropuertos y conductores de bus y tren

Otra de las órdenes ministeriales publicada hoy, y que ha entrado ya en vigor, pone en marcha la compra de ocho millones de mascarillas FFFP2 por parte del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para proteger a los trabajadores, públicos y privados, del sector del transporte, tanto de viajeros como de mercancías.

Por un lado, casi la mitad se repartirán entre los trabajadores de compañías públicas como Adif, Aena, Enaire, Renfe, Correos (dos millones) y los sistemas de puertos del Estado, entre otras. Serán las propias empresas las que se hagan cargo de su coste.

Por otro, el Ministerio pagará las que se repartan a conductores de taxis, VTC, camiones y autobuses, la otra mitad.

La última orden que afecta al transporte es la que contrata a Air Europa por algo más de 100.000 euros para los vuelos que conecten Palma de Mallorca con Menorca e Ibiza. Se pondrán en marcha a partir de hoy, uno de ida y uno de vuelta diarios, a 60 euros el billete. Solo se podrán utilizar para los movimientos permitidos en el estado de alarma.

Buenos días. Y cuídense.