El BOE de hoy recoge una orden del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que da marcha atrás y permite que los ciudadanos particulares alquilen vehículos, y no solo los transportistas profesionales.

Así, el documento modifica las medidas que se aprobaron el pasado jueves, que permitían la apertura de los locales de alquiler de vehículos pero solo para transportistas profesionales o, en el caso de particulares, para devolver coches alquilados antes de su entrada en vigor.

Gracias a la orden publicada hoy, cualquier ciudadano podrá alquilar un coche, pero solo para realizar viajes que entren dentro de las excepciones a la cuarentena.

La población está obligada a quedarse en casa y solo podrán salir a la calle y a espacios públicos en los siguientes supuestos, siempre que lo haga de forma individual, salvo que se acompañe a personas con discapacidad, a menores, a personas mayores, o exista otra causa debidamente justificada:

Las excepciones al veto a salir a la calle

  • Compra de alimentos, medicamentos u otros productos de primera necesidad.

  • Visitas al médico o a los hospitales.

  • Acudir al trabajo.

  • Retorno al lugar de residencia.

  • Cuidado de mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

  • Visitas a entidades financieras y de seguros.

  • Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

  • Movimientos de miembros del cuerpo diplomático para ejercer sus funciones.

Más reducción en los transportes públicos y privados

Además, la orden reduce aún más las frecuencias de los transportes públicos y privados, ya sean en autobús, avión, tren o barco. Si desde que se declaró el estado de alarma la regla era la de reducir a la mitad el volumen de viajes, ahora va un paso más allá y obliga a recortar un 70%.

En paralelo, los trenes de Cercanías, que hasta ahora no tenían orden de reducir su frecuencia, ya las tienen: de un 20% en horas punta y de un 50% en horas valle.

Buenos días. Y cuídense.