El BOE de hoy recoge una resolución que desarrolla cómo deben ser los controles en los aeropuertos y puertos a todos los viajeros, independientemente de su nacionalidad, que entren en el país. Unos controles a los que dio luz verde legal un Decreto Ley en vigor desde hace una semana.

A su llegada, los pasajeros deberán pasar por el triple control: de temperatura, visual y documental. Para este último tendrán que rellenar un formulario online en una página web habilitada por el Gobierno. Una vez completado, recibirán un código QR que deberán mostrar a su entrada al país. Eso sí, se da de margen hasta el 31 de julio para que se siga presentando en papel y las compañías, que están obligadas a informar de estas medidas, podrán suministrarlo durante el viaje a quienes no lo hayan rellenado online.

El formulario, que aparece como anexo a la resolución, incluye datos personales, vía de contacto y lugar de estancia durante el viaje, además de preguntas relacionadas con el posible riesgo: si se ha estado en contacto en los últimos 14 días con alguna persona que hubiera tenido coronavirus; si tiene tos, fiebre o dificultad respiratoria (cualquiera de estas dos afirmaciones impediría el viaje); si ha estado en un hospital en las dos semanas previas o en qué países ha estado antes de llegar a España.

El documento también incluye el compromiso firmado del viajero de aislarse y avisar a las autoridades sanitarias si presenta síntomas pero, eso sí, solo si lo hace en los 14 días siguientes a su llegada. Ya no aplica la cuarentena obligatoria, que estuvo vigente durante el estado de alarma, por la que todas las personas que llegaran a España debían hacerla, aunque estuvieran sanas.

Además, la resolución detalla cómo deben ser los controles de temperatura en puertos y aeropuertos. Se deberán usar sistemas sin contacto y no se guardarán datos personales ni imágenes. Una temperatura de 37,5 grados o más disparará las alarmas. Y permite a las navieras, por ejemplo, tomar la temperatura antes de llegar, en el propio barco.

Si el pasajero no pasa ese triple control se le realizará una segunda evaluación. En caso de que siga siendo sospechoso de padecer la enfermedad -o cualquier otra patología transmisible- se le derivará a un centro sanitario.

Esta norma llega justo el día que se abre la frontera de forma parcial para permitir la entrada a personas con origen en 15 países de fuera del espacio Schengen.

Buenos días.