El BOE de hoy recoge una resolución que contiene tres sanciones firmadas en marzo de 2019 por la Ministra Nadia Calviño a Bankinter por no tomar las medidas que marca la ley para la prevención del blanqueo. Lo hace ahora puesto que la multa ya es firma en vía administrativa, aunque la entidad puede llevar esta decisión a la Audiencia Nacional.

En total, las tres sanciones suman algo más de ocho millones de euros. Todas ellas son consideradas infracciones graves por la Ley de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo.

La más cuantiosa, de 4.060.001 euros, castiga que la entidad incumplió su obligación de obtener e investigar la veracidad de las actividades declaradas por los clientes, es decir, de vigilar que los movimientos que se justifican por determinados negocios de verdad se correspondan a esos negocios y no oculten otra cosa.

La siguiente, de 3.060.0001 euros, es por no cumplir la abstención de ejecución, es decir, por ejecutar operaciones pese a tener indicios de que algo podría no ser correcto o no cuadrar del todo.

La última, de 1.081.501 euros, es por no someter a “examen especial”, como marca la ley, a todas aquellas operaciones o pautas de comportamiento complejas, inusuales o sobre las que haya indicios de simulaciones o fraude. Para cumplir ese punto de la norma, los bancos deben contar con sistemas de alertas que les permitan saber qué tipo de movimientos deben ser vigilados de forma más atenta.

Buenos días.