La movilidad en Lisboa se ha desplomado en estos meses de crisis sanitaria. En mayo, en plena desescalada del confinamiento, solo se han registrado movimientos de uno de cada cinco peatones y vehículos de los habituales en la capital portuguesa en esta época. Se trata de una reducción similar a capitales de países vecinos, como Madrid, Roma o París, aunque el impacto de la covid-19 en Portugal está siendo mucho menor que en España, Italia o Francia.

Este artículo utiliza los datos de la aplicación creada por Civio para EDJNET que monitoriza a diario tres parámetros, comparados con los habituales precrisis: los viandantes, el tráfico y los vuelos. La metodología se encuentra el final de este artículo y en la propia aplicación.

En el otro lado de la moneda, Estocolmo. Suecia ha evitado aplicar medidas duras de confinamiento. También ha sido el único país del continente europeo que no ha decretado el cierre de ningún centro educativo ni –en este caso, junto con Bulgaria– de trabajo, aunque sí ha emitido algunas recomendaciones sobre su limitación, según Our World in Data. Desde marzo, la movilidad en Lisboa y Estocolmo ha sido similar a la de sus vecinos: las capitales del sur se han frenado; las del norte, no. Pero Portugal y Suecia se han desviado de la tendencia en su región en cuanto al número de fallecidos por cada millón de habitantes.

Menos movilidad que los vecinos más castigados por la pandemia

En todo el mes de mayo, en plena desescalada, el pico de tráfico rodado en Lisboa fue del 28,4% y tuvo lugar el miércoles 13. Para entonces, Portugal aún no había reabierto algunos niveles educativos, lo que hizo a la semana siguiente, aunque sí había permitido, con algunas limitaciones, la apertura de distintos negocios como peluquerías, tiendas o restaurantes, entre otros. El tráfico en la capital del país vecino, Madrid, ha sido superior, pese a que el impacto de la pandemia fue mucho mayor. El pico de tráfico en Madrid llegó al 36,8% el 17 de mayo. Si bien ese día se dieron algunas relajaciones del confinamiento, el primer paso de la desescalada –la llamada fase 1– en la capital española no comenzó hasta ocho días después, el lunes 25. Esto da cuenta de su elevado nivel de movilidad, aún con más restricciones, frente a la otra capital de la península Ibérica.

Lisboa

Por su parte, en Roma y París, desde el 11 de mayo, cuando ambas también habían levantado restricciones para los centros de trabajo, el tráfico rodado ha sido muy superior al de Lisboa y rara vez ha bajado del 30%, su máximo mensual. En el caso de la ocupación peatonal en estos cuatro países, los menores niveles han sido los de Lisboa y Roma, alrededor del 30%, seguidos de Madrid y París, donde se aproximan en los últimos días a la mitad de la movilidad habitual.

Si Portugal es la excepción del sur, Suecia es la del norte

En contraste, la movilidad del transporte privado en Estocolmo se acercó a la de los europeos del sur solo en dos ocasiones: el 1 y el 21 de mayo, ambos festivos nacionales en Suecia. Pero lo frecuente en la capital sueca es un tráfico superior al 70%, llegando incluso al 118,9% el pasado 31 de mayo.

Estocolmo

Es más, el nivel de tráfico en Estocolmo ha superado al de otras capitales de la región como Copenhague (Dinamarca) –salvo un par de fines de semana– o Helsinki (Finlandia). Y, aunque su ocupación peatonal sí ha sido inferior, ha seguido de cerca la de los países vecinos.

Aunque en términos de movilidad Suecia se ha comportado como un país del norte, con menos restricciones que sus vecinos, en términos de contagios y, en particular, en número de fallecidos por millón de habitantes, se parece al sur.

Países de Europa y Reino Unido Muertes notificadas por cada millón de habitantes
Bélgica 8,32
España 5,98
Reino Unido 5,92
Italia 5,55
Suecia 4,39
Francia 4,32
Países Bajos 3,46
Irlanda 3,42
Luxemburgo 1,81
Portugal 1,40
Alemania 1,03
Dinamarca 1,00
Austria 0,76
Rumanía 0,66
Finlandia 0,58
Hungría 0,55
Eslovenia 0,52
Estonia 0,51
Noruega 0,45
República Checa 0,30
Polonia 0,29
Islandia 0,28
Liechtenstein 0,26
Croacia 0,25
Lituania 0,25
Bulgaria 0,21
Malta 0,19
Grecia 0,17
Chipre 0,14
Letonia 0,12
Eslovaquia 0,05
Datos a 3 de junio. Fuente: European Centre for Disease Prevention and Control

Europa se reactiva

Pese a las diferencias de movilidad entre norte y sur desde los primeros compases de la crisis sanitaria, un festivo internacional puso de acuerdo a casi todo el continente. El 1 de mayo, solo se movió, frente a lo habitual, uno de cada cuatro vehículos y uno de cada dos peatones en Europa. Pero esto solo fue una excepción. Si a mediados de abril solo se movía un tercio de las personas que caminaban de forma habitual en las capitales europeas, desde mayo el número de peatones ha ido en aumento, hasta superar en la última semana el 60%. Una cifra similar a la del transporte privado, que hasta el 9 de mayo –después del Día de la Victoria, otro festivo en media Europa– había permanecido siempre por debajo de la mitad del tráfico habitual.

Poco a poco, Europa se reactiva, aunque siguen las diferencias en la velocidad de recuperación entre norte y sur. Y los datos de movilidad dan prueba de ello. En la semana del 11 de mayo buena parte de los estados europeos –a excepción de España e Irlanda– reabrieron, de manera parcial, sus centros escolares y de trabajo, según Our World in Data. Desde esa fecha, algunas capitales como Viena, Praga, Copenhague y Berlín tienen un tráfico superior al 80%. Otras, como Vilna, Liubliana, Tallin, Bratislava o Helsinki alcanzan la misma cifra, pero en la ocupación peatonal. Eso sí, mientras la movilidad en tierra se recupera –de forma más lenta en los países más afectados por la pandemia–, la aérea, en torno al 15%, aún no termina de despegar.

Selecciona una ciudad

Eva Belmonte, Ángela Bernardo y María Álvarez del Vayo han colaborado en este artículo.

Este artículo forma parte de la European Data Journalism Network y se publica bajo una licencia CC BY-SA 4.0.

Este artículo utiliza los datos de la aplicación creada por Civio para EDJNET que monitoriza a diario tres parámetros, comparados con los habituales precrisis: los viandantes, el tráfico y los vuelos. La información se centra solo en las capitales europeas. Utilizamos tres fuentes:

  • Aeropuertos. Usamos los datos de tráfico diarios proporcionados por EuroControl, desglosados por aeropuerto. EuroControl proporciona el número de vuelos efectuados en el aeropuerto, así como el número de vuelos un año antes, en un día comparable (es decir, el lunes 03/02/2020 se compara con el lunes 04/02/2019). Estos dos números nos permiten calcular un porcentaje diario de caída respecto a lo esperado.

  • Viandantes. Los datos de tráfico peatonal se extraen de los informes de movilidad de Apple, que reflejan el uso de búsquedas de direcciones en Apple Maps. Los informes consisten en un porcentaje de variación diario respecto a la línea base habitual establecida por Apple, por lo que no realizamos ningún procesamiento adicional. Utilizamos los datos a nivel de ciudad para las capitales europeas más importantes o, si no están disponibles, los datos a nivel nacional, indicándolo en el gráfico.

  • Tráfico. Los datos de tráfico rodado provienen del TomTom Traffic Index, que compara el tiempo empleado por los conductores para llegar a su destino en un día dado frente a un escenario sin congestión que se toma como línea base. Diariamente, descargamos los datos en tiempo real proporcionados por TomTom con granularidad horaria sobre la congestión del día en curso y la congestión media en 2019. El indicador diario mostrado en el mapa es el descenso en la suma de los valores horarios de la congestión actual, frente a la suma de valores horarios de la congestión media de 2019.

La descarga y procesamiento de datos se ha realizado en Ruby. La visualización ha sido desarrollada con Adobe Illustrator y D3.js. Tanto el mapa europeo como los gráficos por ciudad son embebibles.