Un BOE extraordinario recoge hoy una orden ministerial que, entre otras medidas, permite que las zonas en fase 0 puedan empezar a realizar algunas de las actividades permitidas en fase 1. La norma, que entra en vigor el lunes, relaja algunas de las medidas de confinamiento de esa etapa de la desescalada, en la que permanecerán al menos una semana más la Comunidad de Madrid, la región sanitaria de Barcelona (excepto las comarcas del Garraf y Alt Penedès) y 176 zonas básicas de salud de Castilla y León.

En la fase 0 se relajan algunas medidas pero, eso sí, siguen sin permitirse los encuentros sociales, la apertura de terrazas o de cines y teatros, que no arrancan hasta que estos territorios pasen a fase 1.

Así, y desde el lunes, aplican a esta fase 0 algunas de las actividades permitidas en fase 1, como la apertura de comercios de hasta 400 metros cuadrados a un tercio del aforo, ya sin cita previa, la apertura de bibliotecas (para préstamos de libros) y las visitas a museos. Los lugares de culto pueden abrir a un tercio del aforo y a los velatorios podrán acudir hasta 10 personas en espacios cerrados y 15 en abiertos (hasta ahora solo podían ir 3 en esta fase 0).

También se empiezan a reactivar los servicios sociales, las instalaciones científico-técnicas y los centros educativos, pero estos últimos solo para tareas de limpieza y administrativas. Y se abren los Centros de Alto Rendimiento. Además, los deportistas federados, aunque no sean profesionales, podrán entrenar -en sus franjas, eso sí- dentro de la provincia y no solo del municipio.

Comercios al 30% de aforo ya sin cita previa

La mayoría de los comercios de hasta 400 metros cuadrados, excepto aquellos que formen parte de parques o centros comerciales sin acceso independiente, podrán abrir sus puertas, en este caso sin cita previa, como en la fase 1. Además, podrás ir a comprar al comercio que consideres dentro de tu zona de desescalada, ya no solo dentro del municipio.

Eso sí, tendrán que garantizar que no alcanzan el 30% de aforo (si tienen varias plantas, para cada una de ellas). Para hacerlo, tendrán que informar en la puerta del aforo máximo y contabilizar a quienes vayan entrando, incluidos los trabajadores.

Además, deberán garantizar que se mantiene la distancia de dos metros entre clientes (si no, porque es un local muy pequeño, solo se podrá dejar a un cliente cada vez) y que cuentan con horarios prioritarios para mayores de 65 años. Si existen elementos de protección como mamparas o similares, la distancia podrá ser de un metro. En los casos en los que no se pueda mantener esa distancias por la propia actividad, como centros de estética, tanto trabajador como cliente deberán usar equipos de protección, como mascarillas y guantes. El tiempo en el interior de los comercios será el “estrictamente necesario” para realizar las compras o ser atendidos.

Todos podrán establecer recogida en el local, pero evitando aglomeraciones. Estas medidas, excepto las de higiene (que explicamos más adelante), no aplican a los comercios que han permanecido abiertos desde el inicio del estado de alarma.

Pero algunas actividades tienen peculiaridades. Podrán abrir, sea cual sea su tamaño, pero en estos casos sí con cita previa: los concesionarios de automoción, las estaciones de revisión de ITV y los centros de jardinería y viveros de plantas. También abrirán las administraciones de loterías y juegos de ámbito estatal, excepto las que estén en un centro comercial sin acceso directo a la calle.

Es obligatorio realizar dos tandas de limpieza y desinfección al día, una al final de la jornada, centradas en las zonas de más contacto tanto para trabajadores como para clientes. Para ello, se deberán usar productos comerciales aprobados por el Ministerio de Sanidad o disoluciones de lejía en agua de 1/50. Tras cada limpieza, se deberán desechar los materiales utilizados y los equipos de protección.

También es obligatorio limpiar de forma diaria uniformes y ropa de trabajo, a entre 60 y 90 grados de temperatura. Todos los locales deberán contar con papelera con tapa para desechar los sistemas de protección como mascarillas y no se permitirá el uso de los baños (si es estrictamente necesario, se limpiarán tras el uso). Además, deberán contar con dispensadores de gel hidroalcohólico a la entrada. No habrá productos de prueba (como cosméticos y perfumes) y, en el caso de tiendas de ropa, los probadores deberán ser desinfectados después de cada uso y la ropa que no se compre deberá ser higienizada antes de volver a ser probada por otra persona. Si ponen en marcha acciones comerciales o promociones, como los rebajas, deberán impedir que provoquen aglomeraciones, y deberán ser paralizadas si impiden mantener la distancia de seguridad entre los clientes.

La orden ministerial también permite la apertura de mercadillos si lo consideran los ayuntamientos, que serán los que deberán regular su puesta en marcha, pero con un máximo del 25% de los puestos habituales y a un tercio del aforo (aunque se permite ampliar la superficie para ampliar así el aforo total). Y, en todo caso, se deberá mantener la distancia de dos metros. Como en el resto de comercios, esa distancia se marcará mediante señales, balizas o carteles.

Educación e investigación

A partir del lunes se podrán abrir los centros educativos para su desinfección y para llevar a cabo tareas administrativas. También los centros y laboratorios universitarios, pero estos últimos podrán reanudar sus tareas de investigación. También las instalaciones científico técnicas, pero deberán permitir el teletrabajo si fuera posible por su actividad y limpiar antes de la puesta en marcha.

Se podrán celebrar congresos, eventos y seminarios de investigación, desarrollo e innovación de hasta 30 asistentes, manteniendo siempre la distancia de dos metros y, si no es posible, utilizando sistemas de protección.

Las bibliotecas, tanto las públicas como las privadas, podrán abrir al público, pero solo para préstamos, devolución, petición de información o lectura en sala en casos en los que no se permita el préstamos domiciliario. Pero no podrán permitir el uso de ordenadores públicos, por ejemplo. No se permitirán actividades culturales o de estudio.

Los museos podrán abrir a un tercio del aforo para visitas -no para actividades culturales o didácticas-, que serán individuales o junto a personas con las que se conviva o garantizando la distancia y las medidas de limpieza.

Velatorios y lugares de culto

Los velatorios podrán ser de hasta 15 personas al aire libre o 10 en espacios cerrados. La comitiva fúnebre, de hasta 15 personas y, si lo hubiera, el cura o similar.

Además, se permite la apertura de centros de culto a 1/3 del aforo, con mascarilla y con limpieza entre diferentes celebraciones. En ambos casos se deberán seguir las medidas de distanciamiento -dos metros- e higiene. En ninguno de los lugares de culto puede haber contactos, ni besar ni tocar objetos, ni reparto de folletos. Además, no podrá haber coros.

Estos lugares deberán organizar las entradas y salidas de forma escalonada para evitar aglomeraciones, poner a disposición de los asistentes geles de limpieza y no se podrá utilizar agua bendecida. Las religiones que tengan ritos de limpieza con agua deberán realizar esos actos en el domicilio, y no en el templo. En el caso del Islam, se deberán usar alfombras individuales y los zapatos se dejarán en bolsas cerradas a la entrada.

Además, pone en marcha los servicios sociales. Así, los centros estarán abiertos y atenderán si es necesario de forma presencial, aunque se priorizará la vía telemática. Eso sí, la orden determina que el acceso a terapia, rehabilitación, atención temprana y atención diurna para personas con discapacidad y/o en situación de dependencia deberá estar garantizado.

Deporte

Otro de los límites que se levanta un poco tiene que ver con la práctica del deporte profesional. Aunque las condiciones para salir a hacer deporte individual en vías públicas o espacios verdes se mantienen, se permite que los deportistas federados hagan deporte en toda su provincia -hasta ahora el límite era el municipio- dos veces al día en sus franjas. Eso sí, permite a las comunidades autónomas mover esas franjas del deporte dos horas arriba o abajo.

Las reglas son más laxas para el deporte profesional. Abren los centros de alto rendimiento y podrán acudir a ellos los deportistas de alto nivel, alto rendimiento o de interés nacional de forma individual. Les podrá acompañar un entrenador si es imprescindible y siempre en caso de menores o discapacitados que lo necesiten. Eso sí, no podrán acudir a cualquier centro, sino al más cercano a su residencia dentro de su provincia. Si no hay, a otra provincia dentro de su comunidad autónoma. Si tampoco, a una comunidad limítrofe, pero en todos estos casos deberán contar con un acreditación de la federación que permita su movilidad.

Los deportistas de ligas profesionales podrán entrenar y tener sesiones técnicas en grupos de un máximo de 10 personas, siempre guardando la distancia de dos metros y sin permitir el acceso a los medios de comunicación. El personal trabajando en las instalaciones debe ser el mínimo imprescindible.

Así quedan las actividades permitidas en los territorios en fase 0 desde el lunes, sumando la orden publicada hoy y las anteriores.

Actividades permitidas en fase cero

  • Salidas a correr y andar con limitaciones. Los deportistas federados podrán hacerlo dos veces al día y en toda la provincia, no el municipio.
  • Abren los centros de alto rendimiento y, en ligas profesionales, se podrán hacer entrenamientos de diez personas pero sin contacto.
  • Apertura de comercios ya sin cita previa pero con aforo limitado y siempre si tienen menos de 400 metros cuadrados.
  • Podrán abrir, sea cual sea su tamaño, pero con cita previa: concesionarios de automoción, las estaciones de revisión de ITV y los centros de jardinería y viveros de plantas.
  • Las reglas para el uso de coches son las publicadas el domingo 10 en el BOE (dos personas por fila y con mascarillas, pero ocupación completa si todos los viajeros viven juntos). Pero todos los ocupantes tienen que viajar por causas permitidas.
  • Se permiten los viajes para el cuidado de huertos
  • Recoger comida para llevar a casa.
  • Consulta de archivos.
  • Apertura de bibliotecas para préstamos de libros.
  • Visitas a museos.
  • Los lugares de culto pueden abrir a un tercio del aforo y a los velatorios podrán acudir hasta 10 personas en espacios cerrados y 15 en abiertos.
  • Apertura de centros científicos y educativos, pero estos últimos para limpieza y tareas administrativas.
  • Seminarios de investigación de hasta 30 asistentes.
  • Servicios sociales en marcha. Se garantiza el acceso a terapia, rehabilitación, atención temprana y atención diurna para personas con discapacidad y/o en situación de dependencia.

En todo caso, solo se permitirá salir de esos territorios de la desescalada (ya sea la provincia o el área sanitaria, según el caso) por motivos sanitarios, laborales, profesionales o empresariales, de retorno al lugar de residencia familiar, asistencia y cuidado de mayores, dependientes o personas con discapacidad, fuerza mayor o situación de necesidad o “cualquier otra de análoga naturaleza”.

Buenas noches. Y cuídense.