El BOE de hoy recoge una resolución del Ministerio de Justicia que exceptúa de la suspensión de plazos administrativos en vigor por el estado de alarma la solicitud y concesión de indultos. Así, pese a la situación, los ciudadanos podrán solicitar perdones y el Gobierno podrá concederlos.

El estado de alarma que entró en vigor el sábado 14 de marzo significó, entre otras muchas cosas, la suspensión de los plazos para los trámites administrativos, que quedarán parados hasta que el decreto deje de estar en vigor. Y la prescripción y caducidad de cualquier acción o derecho.

Lo que hace la instrucción publicada hoy es crear una excepción: la solicitud y concesión de indultos. El texto considera que “el interés general que concurre en estos supuestos es el mismo que constituye el fundamento de su excepcionalidad, la consecución de la justicia material”, por lo que, para Justicia, se trata de un trámite “imprescindible”.

Esta instrucción llega a tres semanas de la Semana Santa, una festividad en la que todos los gobiernos han concedido una ronda importante de indultos, incluso en los años en los que el número total de perdones se redujo al mínimo.

En 2019, por primera vez en los últimos años, el número de indultos creció con respecto al año anterior. Desde 2013, con 204 indultos, la cifra de perdonados no había dejado de bajar: 87, 75, 27, 16 y 17 por año, respectivamente, hasta que, en 2019, se rompió la tendencia: se concedieron 40, más del doble que el año anterior. Y todos ellos se aprobaron en tres meses, concentrados entre febrero y abril.

En lo que llevamos de 2020 se han aprobado diez indultos, entre ellos el de un exalcalde del PSOE que falsificó un informe para que su madre pudiera poner unas ventanas en la casa. Esta cifra podría subir si, gracias a la excepcionalidad aprobada hoy, se conceden, como es tradicional, pero pese a la crisis sanitaria, nuevos indultos a la cofradías por Semana Santa.

Buenos días. Y cuídense.

Actualización (24/03/2020): El BOE amplía la posibilidad de solicitar y conceder indultos durante el estado de alarma al Ministerio de Defensa.