Si estás sufriendo una situación de maltrato o conoces a alguien en esta situación, llama al 016. Las llamadas no quedan almacenadas en el registro de llamadas.

El BOE de hoy recoge un Decreto Ley con las medidas de protección de las víctimas de violencia de género durante el estado de alarma. Así, incluye la posibilidad de trasladar a las víctimas -mujeres e hijos- a alguno de los 364 hoteles que permanecen abiertos para dar servicio a trabajadores esenciales o viajeros por fuerza mayor.

También recoge el estatus de trabajo esencial de la atención telefónica u online de víctimas, la asistencia social en estos casos y las empresas de puesta a disposición, instalación y mantenimiento de los dispositivos telemáticos para el control de las medidas de alejamiento. Esta medida ya estaba incluida en el Decreto Ley que paraliza todas las actividades no esenciales publicado el 30 de marzo, no obstante, el Gobierno ahora añade las empresas de dispositivos telemáticos y contempla la posibilidad de dar instrucciones concretas a las mismas.

El decreto insta a las administraciones a establecer alternativas a la llamada telefónica para la prestación de servicios de orientación jurídica, psicológica y social, dado la situación especial de confinamiento en la que nos encontramos. Por ejemplo, el decreto sugiere la utilización de mensajería instantánea (como Whatsapp o Telegram) para la asistencia psicológica o la alerta con geolocalización a la Policía o Guardia Civil (a través de aplicaciones como AlertCops).

Y, aunque añade los hoteles abiertos como posibilidad de traslado de las víctimas, los centros de emergencia, acogida, pisos tutelados, y alojamientos seguros permanecerán en funcionamiento. Todos los trabajadores que tengan contacto directo con las víctimas así como aquellos que tengan que acudir a sus puestos de trabajo de forma presencial deberán tener equipos de protección individual (EPI) suministrado por la administración competente. De la misma forma, en los centros de acogida y pisos tutelados, las víctimas también deberán contar con EPIs.

Como en el caso de las residencias de ancianos, el Ministerio de Sanidad podrá intervenir en estos centros para mover a las víctimas a otros centros (públicos o privados) y organizar los recursos disponibles. Además, contempla la posibilidad de llevar a cabo inspecciones sanitarias en estos mismos lugares de acogida.

Se puede utilizar lo que no se gastó en 2019 en materia de violencia de género

Las comunidades autónomas pueden utilizar el remanente del crédito de 2019 para la protección de víctimas de violencia machista. Este crédito, incluido en el Pacto de Estado en materia de violencia de género, se les transfiere a las CCAA y se incluye en los presupuestos anuales. Si no se gasta por completo, el Gobierno descuenta esa cantidad del crédito del siguiente año. Con este Decreto Ley, las comunidades autónomas pueden hacer uso de lo que les sobró en 2019 sin que esto se le descuente para el presupuesto de 2020.