Actualización: Justo un día después de la publicación de este artículo, la Comisión Interministerial bajó el precio máximo de las mascarillas quirúrgicas a 0,62, aplicando esta rebaja del IVA.

El BOE de hoy recoge un Decreto Ley que, además de aprobar medidas destinadas a mejorar la liquidez de las empresas, baja el IVA de las mascarillas quirúrgicas desechables del 21 al 4%.

Así, esta bajada afecta solo a este tipo de mascarillas, las que normalmente son azules (aunque las hay en más colores), desechables, aquellas que antes de la crisis sanitaria solíamos ver solo en los hospitales. Pero deja fuera otros tipos, como las FFP2 (las que ofrecen mayor protección, normalmente blancas) o las higiénicas (las de tela).

El Decreto Ley, que estará vigente hasta que acabe 2021, entrará en vigor mañana jueves 19 de noviembre, que es cuando se empezará a aplicar ese IVA al 4%. Eso significa que, si los vendedores no suben su precio, se notará el descenso del impuesto en el coste final para los consumidores.

Eso sí, por el momento, esta rebaja del IVA no afecta al precio máximo de las mascarillas quirúrgicas, que este mismo martes bajó a los 72 céntimos, ya que esa cantidad ya incluye el IVA. Esto es: a día de hoy, se podrán seguir vendiendo a un precio de hasta 72 céntimos en total, sea cual sea el IVA.

El Gobierno ha anunciado que la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos ajustará ese tope, esos 72 céntimos, con el nuevo IVA y volverá a bajarlo, pero por el momento esa decisión no está en vigor.

La norma publicada hoy también prorroga hasta el 30 de abril de 2021 el IVA a tipo 0% para las compras intracomunitarias por parte de entidades públicas, hospitales, centros sanitarios y entidades sociales de material empleado en la atención sanitaria. Esto incluye, además de todo tipo de mascarillas, otros suministros como respiradores, jeringas, guantes, termómetros, gafas, kits para hacer pruebas y otros elementos médicos.

Esta medida se toma de forma retroactiva a las compras realizadas desde el 1 de noviembre. ¿Por qué se ha tenido que hacer así? Porque estuvo en vigor hasta el 30 de octubre y, por lo tanto, como no se había prorrogado hasta ahora -no sabemos si por despiste o a propósito-, no ha estado activa en lo que llevamos de noviembre.

El Decreto Ley también prorroga seis meses, hasta el 30 de junio de 2021, el plazo para cambiar pesetas a euros en el Banco de España, que caducaba a finales de este año. E incluye, además, dos suplementos de crédito: uno de 6.000 millones para la Seguridad Social y otro de 2.300 para el Sepe. Ambos se pagarán con deuda pública y tienen como objetivo cubrir buena parte de las ayudas y prestaciones puestas en marcha durante la crisis sanitaria.

Buenos días. Y cuídense.