El BOE de hoy recoge 33 nacionalidades por decreto. 29 de ellas son para diplomáticos, escritores, periodistas, abogados, activistas y religiosos expulsados de Nicaragua o despojados de su nacionalidad por el regimen de Daniel Ortega. Se suman a los otros 28 nicaragüenses que han obtenido carta de naturaleza (aquí y aquí).

Entre todas esas nacionalidades para acoger a represaliados políticos de Nicaragua encontramos, también, las de cuatro deportistas. Gracias a esas cartas de naturaleza podrán jugar en las selecciones españolas y/o tener condición de nacional si participan en clubes nacionales.

Una de ellas es Megan Gustafson, baloncestista estadounidense que, en la temporada que ahora acaba, juega en el Olympiacos griego. Su caso es muy similar al de Lorenzo Brown, también estadounidense, que el año pasado recibió carta de naturaleza, pese a jugar en el Maccabi de Tel Aviv (Israel), y pudo así competir junto a la selección española de baloncesto.

Los otros tres nacionalizados por decreto en el BOE de hoy son Aleksander Caric, jugador de balonmano en el Barça de origen serbio; Majida Maayouf, maratoniana nacida en Marruecos; y Titi Futeu, jugador de rugby camerunés.

No son los primeros deportistas nacionalizados este año: hace solo unas semanas recibió carta de naturaleza Robin Le Norman, futbolista de origen francés que juega en la Real Sociedad. De hecho, los deportistas son el grupo más grande de entre quienes reciben la nacionalidad por decreto.

Con todas estas nacionalidades y la de un alto cargo de la banca de inversión que se aprobó en marzo ya son 63 las cartas de naturaleza de este año, 57 a opositores nicaragüenses y cinco a deportistas. En 2022 se aprobaron 17.

Buenos días.

Déjanos decirte algo…

En esta información, y en todo lo que puedes leer en Civio.es, ponemos todo el conocimiento acumulado de años investigando lo público, lo que nos afecta a todos y todas. Desde la sociedad civil, 100% independientes y sin ánimo de lucro. Sin escatimar en tiempo ni esfuerzo. Solo porque alguien tiene que hacerlo.

Si podemos informar así, y que cualquiera pueda acceder sin coste, sin barreras y sin anunciantes es porque detrás de Civio hay más de 1.500 personas comprometidas con el periodismo útil, vigilante y al servicio de la sociedad en que creemos, y que nos gustaría seguir haciendo. Pero, para eso, necesitamos más personas comprometidas que nos lean. Necesitamos socios y socias. Únete hoy a un proyecto del que sentir orgullo.

Podrás deducirte hasta un 80% de tu aportación y cancelar cuando quieras.

¿Aún no es el momento? Apúntate a nuestro boletín gratuito.