El BOE de hoy recoge la relación de listas presentadas por los partidos políticos de cara a las próximas elecciones generales del 23 de julio. Estas no son, aún, las que aparecerán en las papeletas. En los próximos dos días, las juntas electorales comunicarán a los responsables si sus propuestas incumplen alguna de las normas para presentarse (número de candidatos igual al total de escaños a repartir, paridad, no repetición de nombres, falta de documentación…) y las formaciones tendrán otros dos días para subsanar esos problemas. Será entonces, la semana que viene, cuando las listas definitivas, las proclamadas, llegarán al BOE.

Hemos agrupado las diferentes denominaciones y coaliciones en cada zona de alianzas como Sumar, o los diferentes nombres por circunscripciones de partidos como el PSOE para consolidarlo y dar así esa cifra de 75 partidos. Más información, en nuestra metodologia.

En total, se han presentado 585 posibles papeletas para el Congreso y 575 para el Senado de 75 partidos políticos o alianzas. 38 de todos esos partidos son locales: solo se presentan en una circunscripción.

Los únicos que presentan lista en las 52 circunscripciones para el Congreso son PSOE, Sumar, PP, Vox y Recortes Cero. El PACMA, por su parte, se presenta en todas menos en Ceuta, Frente Obrero en 50 y Por un mundo mas justo en 48. Caminando Juntos, el nuevo partido de Macarena Olona, propone listas para 12 provincias. Aunque lo habitual es que las personas candidatas a priori a presidir el Gobierno o líderes de cada partido lideren la lista de Madrid, como pasa con Yolanda Diaz (Sumar), Pedro Sánchez (PSOE), Santiago Abascal (Vox) o Alberto Núñez Feijóo (PP), el caso de Olona es distinto: ella va de cabeza de lista en Granada y su candidato en Madrid viene de Ciudadanos.

Las mujeres apenas suponen el 38% de las cabezas de lista

De las 1160 candidaturas propuestas tanto para Congreso como para Senado, 713 llevan un hombre como cabeza de lista y 447 una mujer. En el total, las mujeres no lideran ni el 40% de las candidaturas presentadas. En el Congreso, hay 352 partidos con hombres a la cabeza y 233 con mujeres en ese lugar. En circunscripciones como la de Salamanca, solo dos mujeres lideran una candidatura frente a 10 hombres. En Ávila, sólo una mujer frente a 11 hombres.

Si nos fijamos en las candidaturas al Senado, hay 361 hombres en cabeza de lista y 214 mujeres. En la circunscripción de Sevilla, no obstante, no hay ni una sola mujer que lidere lista en ninguno de los partidos que concurren, que son 10.

Otra cosa bien distinta es que cumplan la ley, paso previo para poder aceptar las listas propuestas hoy, que obliga a tener al menos un 40% del total de cada género y también en cada bloque de cinco personas. De hecho, las listas presentadas hoy ya nos muestran algunas irregularidades. En Toledo, el PCTE solo lleva a una mujer entre sus cinco candidatos, y no dos mínimas, como marca la regla. En Madrid, Frente Obrero también incumple la ley: en dos de los bloques de cinco candidatos solo lleva una mujer, lo que supone un 20% y no alcanza el umbral del 40%.

Estas no son las listas definitivas

Y es que las juntas electorales revisarán todas estas candidaturas y, si detectan irregularidades, darán a los partidos 48 horas para subsanarlas. En ese tiempo también se podrán producir otros cambios. De hecho, Sumar ya ha adelantado que eliminará de su cabeza de lista al Senado en Áraba a Aitor Abecia, juzgado por violencia machista. Y algunas candidaturas aparecen hoy ya retiradas, como la del Partido cannábico en Barcelona.

Si analizamos las listas publicadas hoy, ya sabemos que algunas contienen otras irregularidades, además de no cumplir la regla de paridad. Hasta en cuatro ocasiones no se cumple una regla básica: contar con un número suficiente de candidatos para ocupar todas las plazas en el Congreso de cada circunscripción. Pasa con el Partido Feminista de España en Cádiz, que propone tres personas en su lista en lugar de las nueve necesarias; con la agrupación de electores de Málaga, que lleva una en lugar de 11; con el Frente Obrero en Soria, con un candidato en lugar de dos; y con el PCTE en Toledo, con cinco y no los seis obligatorios. De hecho, cuatro son hombres y solo una mujer, así que o añade una mujer a la lista o tampoco cumplirá la regla de paridad. Este último partido deberá subsanar también, al menos, otro error: lleva a Saúl Fernández Garrote en su propuesta al Senado por Menorca y también al Congreso por Asturias (a no ser que en el partido militen dos personas que se llaman exactamente igual, claro).

Una vez subsanados los errores, o no, se publicarán las listas definitivas, las que irán en las papeletas. Como ha pasado en otros comicios, es probable que algunas listas presentadas no acaben participando en las elecciones por no cumplir con los requisitos, ni siquiera tras ese periodo para solventar los fallos de sus listas. Pasó en las generales de 2015, en 2016 y en 2019.

Las irregularidades que hacen que las listas no puedan ser proclamadas pasan por, entre otras: no alcanzar las firmas del 0,1% del censo de la circunscripción a la que se presenten o que dichas firmas no sean válidas; que no hayan presentado los documentos necesarios, como la aceptación firmada de candidaturas; que las siglas lleven a confusión o usen algún elemento de los símbolos españoles, como la bandera; que no se cumplan el equilibrio entre hombres y mujeres o que los candidatos no cumplan las condiciones para participar, tal y como regula la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG).

Si votas en Tarragona o Barcelona y las listas presentadas acaban pasando el corte de las juntas electorales, tendrás 16 papeletas para elegir, la variedad más alta de toda España. Eso al Congreso. Porque la CUP, por ejemplo, no presenta candidatura al Senado. En Murcia, Palencia, Zaragoza y Valladolid se han presentado 14 opciones distintas. En otras provincias como Valencia y Madrid, 13.

Buenos días.

Metodología

Hemos descargado los datos de las listas presentadas publicadas hoy en el BOE y los hemos estructurado en una base de datos. Hemos corregido errores básicos, como escribir de forma distinta el mismo partido.

Por un lado, hemos agrupado los partidos políticos en bloques para poder sacar conclusiones más claras: como Sumar, que en algunas circunscripciones, debido a que sus coaliciones son distintas, tiene nombres distintos. También hemos agrupado las distintas denominaciones de un mismo partido o sus partidos regionales, como incluir en el bloque del PSOE al PSC, por ejemplo.

Para calcular el cumplimiento de la regla de paridad hemos clasificado todos los candidatos para ver si eran hombre o mujer. Lo hemos hecho cogiendo la primera palabra del nombre y usando una lista anterior que teníamos de otras elecciones, con la ayuda de ChatGPT y, finalmente, revisando a mano todo, especialmente los nombres dudosos. Y a eso le hemos aplicado una fórmula para comprobar que se cumple el mínimo del 40% en el total de la lista y en cada bloque de cinco en el Congreso, excluyendo listas con menos de cinco candidatos y entendiendo que, en lugares donde hay un número total que no se puede dividir en 40 y 60% porque no daría números absolutos, se rebaja la regla un poco (no se puede tener 2,4 candidatas mujeres en una lista de 6, por ejemplo).

Puedes descargar todos los datos y el análisis aquí.

Déjanos decirte algo…

En esta información, y en todo lo que puedes leer en Civio.es, ponemos todo el conocimiento acumulado de años investigando lo público, lo que nos afecta a todos y todas. Desde la sociedad civil, 100% independientes y sin ánimo de lucro. Sin escatimar en tiempo ni esfuerzo. Solo porque alguien tiene que hacerlo.

Si podemos informar así, y que cualquiera pueda acceder sin coste, sin barreras y sin anunciantes es porque detrás de Civio hay más de 1.500 personas comprometidas con el periodismo útil, vigilante y al servicio de la sociedad en que creemos, y que nos gustaría seguir haciendo. Pero, para eso, necesitamos más personas comprometidas que nos lean. Necesitamos socios y socias. Únete hoy a un proyecto del que sentir orgullo.

Podrás deducirte hasta un 80% de tu aportación y cancelar cuando quieras.

¿Aún no es el momento? Apúntate a nuestro boletín gratuito.