Desde 2013, con 204 indultos, la cifra de perdonados no ha dejado de bajar: 87, 75, 27, 16 y 17 por año, respectivamente, hasta que, en 2019, se rompió la tendencia: se concedieron 40, más del doble que el año anterior. Y todos ellos se aprobaron en tres meses, concentrados entre febrero y abril.

Fueron 40 indultos pero 39 indultados (25 hombres y 14 mujeres). ¿La razón? Un error humano llevó a tener que indultar dos veces a la misma persona. Se trata de un condenado por levantar una vivienda sin permiso en zona protegida y que había sido condenado a tres años y un día de cárcel. El primer perdón, firmado el 8 de febrero, le rebajó la pena un año. Alguien no hizo bien las cuentas y le dejó con dos años y un día, por lo que no podía evitar la cárcel pese a no tener antecedentes y a que el juez lo autorizara. Así, dos semanas después el Gobierno firmó un segundo indulto de un día extra para, esta vez sí, dejar la pena en dos años de cárcel.

Robos, hurtos y delitos contra la salud pública son los más repetidos, aunque también hay condenados por impago de pensiones, fraude, falsedad documental, lesiones, amenazas y ordenación del territorio, entre otros. Durante 2019 no se concedió ningún indulto a corruptos. Entre 1996 y 2019 Civio ha contabilizado, recordamos, 227 casos.

Eso sí, entre los perdonados en 2019 hay un exalcalde del PSOE condenado por obstrucción a la justicia y amenazas, tras advertir a una vecina que había recurrido la construcción de un edificio que le tapaba las vistas de que, si no retiraba la denuncia, desvelaría con quién mantenía relaciones sexuales. También fue el año en el que dos miembros de las fuerzas de seguridad fueron perdonados pese a haber usado sus puestos en beneficio propio. Se trata de un policía y un guardia civil que falsificaron documentos. Uno lo hizo para encubrir a su hermano y el otro para perjudicar al exmarido de su pareja.

El año pasado también fue en el que el Gobierno perdonó a cuatro sindicalistas condenados por participar en piquetes (aquí y aquí). Pero, sobre todo, fue el año en el que, por primera vez desde 2013, la tendencia a la baja se rompió. Y lo hizo solo en tres meses.

En lo que llevamos de 2020 se han aprobado ya diez indultos, todos ellos en febrero, entre ellos el de otro exalcalde del PSOE, en este caso condenado por falsificar un informe para que su madre pudiera poner unas ventanas.